La Zarzuela atribuye a Juan Carlos I su ausencia en el aniversario del 15 J

Sin embargo, el rey emérito confirmó que no fue invitado al acto a través de un mensaje al periodista Raúl del Pozo

.

Desde que abdicó en el 2014, Juan Carlos I asumió un papel de representación institucional muy concreto y decidió que cuando el rey interviniera en una sesión solemne en las Cortes Generales, él no acudiría. Consideraba que en la sede de la soberanía nacional, con un monarca basta. Por eso no estuvo en la proclamación de Felipe VI ni el pasado noviembre en la apertura solemne de la XII Legislatura. El miércoles, sin embargo, su ausencia en un acto de homenaje a los protagonistas de la Transición provocó, según portavoces extraoficiales, su enfado y decepción. Los diputados y senadores constituyentes lo comentaban abiertamente, echaban de menos al rey emérito.

Desde la Zarzuela atribuyeron la ausencia al protocolo y aseguraron que si la celebración no hubiera sido en el hemiciclo y sí en otro salón don Juan Carlos podría haber acudido. Pero las explicaciones no convencieron al monarca, quien no entiende que fuese excluido del homenaje. Más si cabe, cuando algunos de sus colaboradores de aquella época sí estuvieron y quienes ya fallecieron fueron representados por familiares. Por eso, don Juan Carlos no dudó en confirmar que no fue invitado. Fue a través de un mensaje al periodista Raúl del Pozo.

El asunto acaparó ayer todos los corrillos en la Cámara baja. «Nadie lo entiende», aseguró Rafael Hernando (PP), quien opinó que el ex jefe del Estado «debería haber estado físicamente». Una idea que compartió incluso el secretario general de Podemos. Margarita Robles (PSOE) eludió el debate y esgrimió el respeto a las decisiones de Casa Real. En los mismos términos se expresó Albert Rivera. El Gobierno se quitó cualquier responsabilidad de encima al asegurar que el acto «lo organizó el Congreso, el Gobierno no intervino».

Juan Carlos I se muestra dolido porque se le excluyera del acto, al ser «quien condujo el camión de la Transición»

G. B
.

La contribución del anterior monarca fue destacada tanto en los discursos oficiales como en los comentarios de los protagonistas de la Transición

La conmemoración de las primeras elecciones democráticas de 1977 estuvo marcada por la ausencia de uno de sus protagonistas, Juan Carlos I, justificada desde la Casa Real por motivos de protocolo, que desaconsejaban la presencia simultánea en el hemiciclo de ambos monarcas. Aunque el rey emérito tampoco asistió a la proclamación de su hijo, ayer expresó a través de fuentes no oficiales su sorpresa y su disgusto por el hecho de que se le haya apartado del acto. «Han excluido a quien condujo el camión de la Transición», fue la frase transmitida por el rey a sus allegados, según el diario El Mundo. El monarca emérito había reservado incluso la fecha de ayer en su agenda, convencido de que iba a ser invitado a un acto en el que se homenajeaba a los artífices de la llegada de la democracia. Pero esa contribución del anterior monarca fue destacada tanto en los discursos oficiales como en los comentarios de los protagonistas de la Transición y de la reciente historia política de España que ayer acudieron al Congreso. Sí estuvieron los expresidentes Felipe González y José María Aznar, pero no José Luis Rodríguez Zapatero, de viaje en México. En la tribuna de honor del Congreso pudo verse al líder del PSOE, Pedro Sánchez, que no ocupa escaño en el Congreso, aislado y situado detrás de Aznar. Y acudieron también al acto históricos del parlamentarismo español como Alfonso Guerra o Rodolfo Martín Villa, y los tres padres de la Constitución vivos: Miquel Roca, Miguel Herrero de Miñón o José Pedro Pérez Llorca.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

La Zarzuela atribuye a Juan Carlos I su ausencia en el aniversario del 15 J