El Gobierno propone endurecer las penas de 4 a 9 años para los atropellos mortales a ciclistas

El PP también pretende introducir un delito específico de abandono del lugar del accidente.


El Partido Popular ha presentado una Proposición de Ley para endurecer las penas a los conductores que atropellen a ciclistas o peatones, proponiendo aumentar hasta nueve años la prisión si causan varias víctimas mortales y crear un delito específico de abandono del lugar del accidente.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha explicado en rueda de prensa junto al titular de Interior, Juan Ignacio Zoido, y al portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, esta Proposición de Ley Orgánica para modificar el Código Penal en materia de imprudencia en la conducción de vehículos a motor y ciclomotor y de sanción si se abandona el lugar del accidente.

La iniciativa, registrada esta mañana, mejora la definición de imprudencia grave, de la que luego se derivarán las penas, considerando siempre como grave la conducción a velocidad excesiva o con consumo de drogas o altas tasas de alcohol. También aumenta las penas actuales por ese tipo de conductas, subiéndolas de cuatro a hasta nueve años en el caso de que se cause la muerte a varias personas.

;
«A mí un coche me ha arrollado por detrás en la bici» Los ciclistas no solo son uno de los colectivos más vulnerables, también sufren gravísimos accidentes. En lo que va de año 25 ciclistas han muerto. Tan solo 9 menos que el total de 2016. Hemos hablado con amantes del pedal para buscar soluciones.

El grupo popular propone asimismo introducir el delito de abandono del lugar del accidente en carretera, «por entender que se trata de una conducta diferente» a la imprudencia cometida, y sancionarlo por «la maldad intrínseca en el abandono de quien sabe que deja atrás a alguien que pudiera estar lesionado o incluso fallecido», previendo hasta cuatro años de prisión, según el texto.

Otra modificación que propone esta Proposición de Ley es que cuando concurran varios delitos, como uno contra la seguridad y otro de daños provocados por el accidente, no se condene solo por el más grave sino por cada uno de ellos.

«Éramos conscientes de la conveniencia y la necesidad de reformar el Código Penal para dar una respuesta adecuada ante conductas que causan lesiones muy graves y la pérdida de vidas, ya que no la tenían», ha dicho Catalá, quien al igual que Zoido ha considerado que se trata de una propuesta «prudente y moderada».

Ha añadido que «una de las obligaciones del Parlamento y del Gobierno es tratar de que leyes se adecúen a la realidad social y atiendan las necesidades del ciudadano», motivo por el que hace unos meses se reunió con Ana González, esposa de un ciclista fallecido en el 2013 atropellado por un camión cuyo conductor se dio a la fuga pero que solo fue condenado por una falta. Por eso puso en marcha la iniciativa #PorUnaLeyJusta que hora recoge su idea.

Catalá ha considerado «una insolidaridad flagrante» ese caso y ha defendido «un delito de omisión del deber de socorro en seguridad vial que obligue a todos a pararse». Por su parte, el ministro del Interior ha agradecido al grupo parlamentario popular que se haya hecho eco de la campaña de Ana González y ha reconocido que ha habido un «repunte» en el número de ciclistas fallecidos tras ser arrollados.

Ha subrayado las iniciativas puestas en marcha para atajar estos siniestros, como una campaña en la que se subraya que el ciclista es «el usuario más débil» y se incide en las distancias que hay que mantener para no arrollarles.

«La sociedad va a entender perfectamente las consecuencias penales que va a tener la iniciativa», ha sostenido Zoido.

El portavoz del PP en el Congreso ha incidido en la necesidad de abordar esta reforma para garantizar la seguridad de los ciclistas y peatones, «dejando muy claro el tipo penal y que abandonar es cobarde y vil y además intolerable».

Ha anunciado que esta iniciativa se tramitará «lo antes posible», yendo previsiblemente en el primer pleno del mes de septiembre porque es «muy importante y urgente», y que buscarán apoyos a partir de ahora, como el de Ciudadanos, que según ha subrayado ha presentado «una propuesta similar».

Hernando y los ministros han comparecido tras reunirse con una veintena de cargos relacionados con este ámbito, como el presidente de la Federación Española de Ciclismo, Jose Luis López, o los exciclistas Anselmo Fuerte y Eduardo Chozas.

La mitad de los conductores asegura no respetar la distancia de seguridad de los ciclistas

En el mismo día en el que el Gobierno ha propuesta endurecer estas penas, se ha publicado el II Estudio sobre Hábitos de Conducción en España realizado por el Centro de Estudios de Seguridad Vial «Ponle Freno-Axa» y la empresa demoscópica Kantar TNS a partir de encuestas a 3.000 conductores. La principal conclusión es que el 51 % de los conductores reconoce que no respeta la distancia de seguridad de un metro y medio al adelantar a un ciclista, y un porcentaje ligeramente menor, el 44 %, admite que invade el carril bici durante los adelantamientos.

Ese trabajo revela además que, a pesar de las campañas de sensibilización, el 50 % de los conductores declara que alguna vez ha conducido tras haber bebido alcohol y un 14 % lo hace con cierta frecuencia.

En cuanto a las drogas, el 24 % confiesa haberse puesto al volante alguna vez bajo sus efectos y el 13 % lo hace con frecuencia.

Uno de cada cuatro conductores contesta que habla por teléfono sin manos libres mientras conduce o lee mensajes de texto. El 18 % los escribe incluso mientras circula

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Gobierno propone endurecer las penas de 4 a 9 años para los atropellos mortales a ciclistas