Los acusados de grabar a la infanta durante la instrucción del caso Nóos lo niegan y apuntan a funcionarios judiciales

EFE PALMA

ESPAÑA

J. GRAPPELLI | EFE

El juez Castro había prohibido acceder al Juzgado con ningún dispositivo capaz de registrar audio o vídeo, pero los funcionarios y trabajadores de la sede judicial no tuvieron que someterse al control de aparatos electrónicos

19 jun 2017 . Actualizado a las 19:11 h.

Los abogados acusados de grabar a escondidas a la infanta Cristina cuando declaró como imputada en el caso Nóos en el 2014 lo han negado en el juicio por desobediencia que se celebra este lunes en Palma, donde han apuntado que las imágenes pudieron ser captadas por funcionarios exentos de pasar el control de seguridad.

Las defensas de los dos letrados, un hombre y una mujer que acudieron a la declaración del 8 de febrero del 2014 en sustitución de uno de los abogados personados en la causa, han insistido en poner de manifiesto que ni los funcionarios del juzgado de guardia, ni los del juzgado de instrucción dirigido por José Castro ni otros trabajadores de la sede judicial tuvieron que someterse al control de aparatos electrónicos.

El juez instructor había dictado una providencia en la que prohibía el acceso al edificio donde se celebró la declaración con cualquier dispositivo susceptible de ser empleado para grabar vídeo o audio en la sala, pero el propio magistrado, según han confirmado este lunes varios testigos, eximió de esa prevención a los funcionarios de su juzgado, el 3, y también a los de instrucción 8, que ese día estaba de guardia y a personal técnico y de limpieza.