La polícía halló el testamento del padre de Pujol en el registro de la casa del expresidente

El documento no cita el legado de 140 millones de pesetas


madrid / colpisa

El mil veces mencionado y nunca visto testamento de Florencio Pujol Brugat es el documento 001. Así consta en el acta de registro del pasado 26 de abril en el domicilio barcelonés de Jordi Pujol y Marta Ferrusola. El documento fue hallado en el salón de la casa, y estaba identificado como «testamento otorgado por el señor Florencio Pujol Brugat 17 de marzo 1967».

El documento, como ya había anunciado el expresidente catalán, arrojará poca luz sobre el origen de la fortuna familiar puesta a buen recaudo en bancos de Andorra y Suiza. Pujol explicó en su confesión de julio del 2014 que el legado de 140 millones de pesetas (840.000 euros) no figuraba en el documento de últimas voluntades de su padre, fallecido el 30 de septiembre de 1980. Esa suma estaba depositada en entidades financieras fuera de España y casi 40 años después ascendía a unos cuatro millones de euros, suma que posteriores investigaciones han elevado a cifras muy superiores. La policía calcula que el dinero de origen supuestamente ilícito que ha manejado el matrimonio y los siete hijos asciende a 70 millones de euros.

El testamento no había sido aportado hasta ahora a la causa que instruye el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, quien ya ha descartado que esa herencia sea el origen de la fortuna. La confesión de Pujol, según el juez, fue «un mero relato» sin elementos que sustenten su veracidad.

Los agentes también hallaron el testamento de la madre del expresidente catalán, María Soley, con fecha de 26 mayo 1981 y suscrito por el notario Luis Jon i Mirabent. Además figura un documento que lleva el epígrafe «testamento de Jordi Pujol Ferrusola», el primogénito del matrimonio, rubricado por el notario Lluís Roca-Sastre.

Banca Catalana

La Policía encontró asimismo una escritura de Banca Catalana del 21 de abril de 1965 y suscrita por el notario Ramón María Roca Sastre. Pujol fue imputado por el caso Banca Catalana en 1984, si bien no llegó a ser procesado, en una controvertida decisión adoptada por el pleno de la Audiencia de Barcelona. En aquel momento el líder nacionalista llevaba cuatro años al frente de la Generalitat tras haber ganado las primeras elecciones autonómicas en 1980.

En la misma estancia se encontró otro documento que en el acta aparece reflejado como «carta de papá [avi (abuelo) Florenci]», y otro identificado como «libreta mamá con anotaciones manuscritas de avi Florenci».

Los agentes que realizaron el registro se llevaron además una tableta iPad, una CPU, cuatro lápices de memoria, varios recortes de prensa, una carta de Jordi Pujol escrita a su hijo Josep y un borrador de la intervención del expresidente en el Parlamento catalán el 26 de septiembre del 2014 sobre el origen de su fortuna.

Junto al domicilio de Barcelona, la policía registró otra casa del matrimonio en Queralbs (Gerona) que dio «resultado negativo», así como el despacho del expresidente en la calle Calabria y el de su primogénito en la calle Ganduxer, ambos en Barcelona, de donde se llevaron documentos y material informático.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La polícía halló el testamento del padre de Pujol en el registro de la casa del expresidente