La encuesta del CIS aviva el fuego cruzado en las primarias del PSOE

Díaz se apropia de la mejoría y Sánchez ve un mal dato por dejar gobernar a Rajoy


MAdrid / La Voz

Los resultados de la encuesta del CIS sacudieron la primera jornada de campaña de las elecciones primarias del PSOE. Y, aunque los datos que arroja ese estudio son los mismos para todos, cada uno barrió para su casa y fue capaz de ver en ellos la constatación de que la militancia socialista debe darle su apoyo el próximo día 21. Fue un arranque plagado de ataques cruzados que permite aventurar que la carrera hacia la secretaría general del PSOE puede ser la más dura que se recuerda en democracia.

La presidenta andaluza, Susana Díaz, consideró que la subida de 1,3 puntos que la encuesta adjudica a los socialistas indica que ahora están en el «camino correcto», identificando así su posición con la de la gestora que dirige el partido desde la dimisión de Pedro Sánchez. La explicación de esa mejora es, a su juicio, la de que cuando el PSOE «no se entrega a ninguna posición extrema que no sea la nuestra», en referencia a la cercanía de Pedro Sánchez con Podemos, la gente lo apoya. «Lo que se aprecia es que cuando los socialistas ocupamos el espacio de la socialdemocracia los ciudadanos lo reconocen y lo valoran», indicó.

Pero el análisis de Pedro Sánchez es justo el contrario. Según su explicación, el resultado que el CIS otorga al PSOE está por debajo del que él obtuvo en las últimas elecciones generales del 2016, un 22,6 %. Y ese mal dato se debe a que los socialistas le apartaron a él de la secretaría general y después entregaron el Gobierno a la derecha. «¡Por debajo del 20 %!», señaló Sánchez entre admiraciones en un mensaje en Twitter. «Tal y como dijimos un PSOE sin líder y en la abstención deja sin alternativa al país frente a la derecha», añadía desde su cuenta personal en esa red social. 

Patxi López y choque de trenes

Sin referirse directamente al sondeo, Patxi López se puso de nuevo en medio de sus dos oponentes, a los que pidió que cesen en su escalada de descalificaciones porque ese «choque de trenes» es «suicida» para el PSOE. Y su equipo de campaña reforzó ese mensaje con un vídeo en el que el accidente ferroviario parece inevitable hasta que en el último momento se aclara que «la solución» para evitarlo es votar al propio Patxi López. La metáfora sirvió al alcalde de Vigo, Abel Caballero, para decir que Díaz es un tren de alta velocidad y sus dos rivales son «trenes viejos de vapor que ya están caducados». 

El debate ya tiene moderadora

Este fuego cruzado es el aperitivo del momento clave de la campaña, el debate a tres del próximo lunes, que será moderado por la periodista de La Vanguardia Carmen del Riego, la misma que arbitró el de las pasadas primarias socialistas. Un modelo este, el de las elecciones internas, que fue cuestionado ayer por el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que lo consideró «profundamente negativo» para el partido. «El formato habrá que modificarlo», explicó, aunque admitió que a la militancia no se le puede «hurtar» la posibilidad de elegir al líder de los socialistas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La encuesta del CIS aviva el fuego cruzado en las primarias del PSOE