El trabajo a la sombra del candidato

Los tres aspirantes cuentan con equipos encargados de mantener la maquina electoral a punto


madrid / colpisa

Ellos ponen la cara, la voz y su trayectoria personal. Son los que de verdad se la juegan en las primarias. Pero tras los tres candidatos a la secretaría general del PSOE hay una serie de personas que se encargan de mantener la maquinaria electoral a punto.

Eduardo Madina y Pilar Alegría son los rostros amables de la candidatura de Susana Díaz. Fueron los encargados de registrarla oficialmente en Ferraz el pasado lunes 17 de abril, aunque, según explican, no han participado hasta el momento (porque no las ha habido, dicen) en reuniones de campaña. El diputado vasco, de 41 años, aspirante a la secretaría general en el 2014, aporta a la sevillana cierta modernidad y podría llega a públicos que a ella se le resisten. Hace dos años fue, por ejemplo, el aspirante más votado en Cataluña. La presidenta andaluza no ha creado oficialmente un comité de estrategia. Su sala de operaciones está en Sevilla. El equipo que ha ido preparando el terreno para esta batalla lo forman, entre otros, su secretario de presidencia, Máximo Díaz Cano (56 años) y el secretario de organización de Andalucía, Juan Cornejo, de 61 años, que es el que ha acudido hasta ahora a las reuniones en Ferraz con el comité organizador de las primarias. 

La contra

En el equipo de Pedro Sánchez se han concentrado buena parte de quienes lideraban la oposición interna a distintos secretarios territoriales. Es el caso de la asturiana Adriana Lastra (de 38 años) y el valenciano José Luis Ábalos (57 años), ambos diputados en el Congreso. La primera, exresponsable de política municipal, es muy crítica con el hoy presidente de la gestora y de Asturias, Javier Fernández, que como el resto de barones tendrá que celebrar su congreso semanas después del federal. Ábalos, líder provincial del PSOE en Valencia, ya intentó competir contra el hoy presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en el 2008.

Como responsable de estrategia y comunicación, Sánchez tiene a Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, de 46 años. El exteniente de alcalde en el Ayuntamiento de Sevilla, y hoy director de la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, lleva años siendo la china en el zapato de Susana Díaz. Y ya ha amenazado con presentar una alternativa al delfín que esta deje en su tierra. 

Experiencia

En el caso del equipo de Patxi López lo que se ve y lo que no se ve es prácticamente lo mismo. Al frente de su candidatura están dos políticos bregados en conflictos internos y campañas electorales: el que fue secretario de organización del PSOE y líder del partido en Castilla y León Óscar López, de 44 años, y el exsecretario de organización del PSE y exconsejero de Interior vasco Rodolfo Ares (62 años). López trabajó en la ejecutiva de José Luis Rodríguez Zapatero a las órdenes de José Blanco y luego fue número tres en la dirección de Alfredo Pérez Rubalcaba. También estuvo en el núcleo duro del equipo de Pedro Sánchez, con el que tuvo durante años una estrecha amistad, hasta el 1 de octubre. Pero como otros muchos en aquella ejecutiva -el lugarteniente César Luena, en un conveniente segundo plano, o la secretaria de ciencia e innovación, María González Veracruz-, entiende que una victoria del ex secretario general solo serviría para agravar la división.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El trabajo a la sombra del candidato