El espeleólogo rescatado en Mallorca llegó a pensar que no lo encontrarían

EFE PALMA

ESPAÑA

Xisco Gracia se mantuvo con vida gracias a que en la oquedad en la que permaneció había una bolsa de aire. Asegura que llegó a perder la noción del tiempo, pero ahora dice que ya está recuperado y pensando en nuevos proyectos

18 abr 2017 . Actualizado a las 17:41 h.

El espeleobuceador Xisco Gracia, rescatado anoche tras pasar unas 60 horas en una cámara de aire de una cueva subacuática en Manacor, al este de Mallorca, ha explicado este martes que llegó a perder la noción del tiempo y a pensar que no llegarían a encontrarlo. «Para mí pasaron cinco días como mínimo», ha relatado Gracia en una entrevista en la Cadena Ser, donde ha contado que lo más difícil de la espera fue que llegó a pensar que su compañero que había ido en busca de ayuda no había podido salir de la cueva para explicar a los rescatadores en qué lugar de la cavidad se encontraba él.

«El problema era psíquico, de pensar eso, y también de respirar porque era un aire muy viciado y cuesta mucho respirar», ha explicado. Gràcia, que ha dicho sentirse «mentalmente recuperado, ya como si no hubiera pasado nada», ha relatado cómo comenzó todo el sábado por la tarde cuando realizaba labores de topografía con otro buceador, el cabo guía que seguían para orientarse se rompió e intentando solucionarlo consumieron gran parte del aire de las botellas que llevaban.

Volvieron atrás a una cámara de aire y como no les quedaba suministro suficiente para salir ambos, decidieron que fuera su compañero el que intentara salir para dar la voz de alarma, porque de los dos era quien consumía menos. «Sabíamos perfectamente dónde estábamos, era un problema de aire, si yo hubiera tenido más aire, yo mismo habría podido salir», ha explicado.