Puigdemont se desmarca del PDECat e insiste en que el referendo se celebrará

Desmiente al secretario de organización del partido, que contempla el fracaso del desafío


madrid/la voz

Las dudas sobre el proceso soberanista empiezan a crear ahora disensiones en PDECat, la antigua Convergència. El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se vio obligado a reafirmar ayer que el referendo independentista se celebrará. «Ni autonomismo, ni peix al cove, ni tripartitos. Millones de personas en Cataluña ya lo han entendido y piden el referendo, y lo tendrán», escribió en su cuenta de Twitter. De esta forma salía al paso y se desmarcaba de las manifestaciones del secretario de organización del partido soberanista, David Bonvehí, quien en un encuentro que tuvo lugar en un restaurante con afiliados el 31 de marzo en Manresa manifestó, según una grabación dada a conocer esta semana, que si el proceso independentista acaba mal presentarían «un candidato autonomista».

El consejero de Cultura, Santi Vila, también ha dado por muerto el autonomismo en Cataluña: «El período autonomista, tal y como se ha concebido en los últimos treinta años, se ha agotado, ya no existe y en Cataluña es imposible pensar y hacer política con una mirada del siglo XX, esto ha cambiado muchísimo», afirmó el pasado jueves.

Bonvehí llevará a la Fiscalía el martes la difusión de su conversación, porque la considera un atentado a su intimidad. Sobre la posibilidad de nombrar un candidato autonomista, ha dicho que su obligación como coordinador de organización del PDECat es contemplar todos los escenarios políticos posibles.

La filtración ha provocado un terremoto político en Cataluña. «Si hay responsabilidad, son los compañeros de ERC quienes tendrán que explicarlas», aseguró la coordinadora general del PDECat, Marta Pascal. Aunque ha insistido en que su partido no acusa a nadie como responsable de la grabación, sus sospechas apuntan hacia sus compañeros de Gobierno. La difusión de las palabras de Bonvehí se produce en un momento en que el adelanto electoral toma cuerpo y los exconvergentes tratan de marcar distancias con ERC y la CUP para recuperar el terreno perdido en las encuestas.

El secretario de comunicación de Ciudadanos, Fernando de Páramo, señaló que hay una crisis en el Gobierno catalán, como muestra el cruce el declaraciones entre el PDECat y ERC, pero también dentro de la propia antigua Convergència, que ya se plantea un candidato autonomista si fracasa el proceso independentista. Apuntó que, «entre mentira y mentira», al PDECat «se le ha escapado una verdad»: que habrá elecciones autonómicas en Cataluña, previsiblemente este año.

La portavoz de la CUP en el Parlamento, Anna Gabriel, aseguró que su formación se plantearía «su papel» en la Cámara si no se celebra el referendo y hay elecciones autonómicas. Por su parte, el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, considera «cantada» la acusación, por parte de la Fiscalía, de malversación de fondos si la Generalitat acaba organizando el referendo. Pronosticó que el Gobierno catalán lo convocará, pero no se llegará a celebrar. «Dice día y noche que infringirá la ley y, claro, cada vez hay más ojos vigilándolo», añadió Iceta, quien remarcó que Puigdemont «ya sabe cuál es el terreno de juego».

Mariano Rajoy multiplicará su presencia en Cataluña en el mes de mayo ante la etapa clave del proceso soberanista

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, prevé intensificar su presencia en Cataluña durante el mes de mayo coincidiendo con una etapa clave del proceso soberanista que abandera el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. En concreto, y a la espera de confirmación oficial, tiene en su agenda viajar en tres ocasiones hasta esta comunidad después de haber estado ya en ella dos veces el mes pasado.

Para la primera semana de mayo prevé participar en un acto organizado en Barcelona por Fomento del Trabajo, la principal patronal catalana, muy crítica con el proceso soberanista porque considera que no sería bueno para las empresas ni para atraer nuevas inversiones.

Se estima, según fuentes del Gobierno consultadas por Efe, que ese acto pueda celebrarse el 4 de mayo, aunque está condicionado por el hecho de que esa jornada y la anterior se debaten y votan en el pleno del Congreso las enmiendas de totalidad presentadas por los grupos parlamentarios al proyecto de ley de presupuestos. Una votación ante la que, si consigue finalmente el apoyo del PNV, el PP no puede permitirse la ausencia de ninguno de sus diputados, entre ellos Rajoy, para que, junto a los de los nacionalistas vascos, Ciudadanos y Coalición Canaria, los presupuestos sigan tramitándose.

Rajoy tiene previsto volver de nuevo a Barcelona el día 12 de mayo con motivo de la inauguración del Salón Internacional del Automóvil. Se trata de un acto en el que podría coincidir con Puigdemont, de la misma forma que compartió mesa con el anterior presidente de la Generalitat, Artur Mas, en un almuerzo con directivos de la industria del motor previo a la inauguración en el 2015 del último Salón del Automóvil celebrado en la Ciudad Condal.

El presidente del Gobierno será fiel poco después a una cita a la que lleva acudiendo desde el 2004, las jornadas anuales organizadas en Sitges por el Círculo de Economía. Unas conferencias que se celebran habitualmente a finales de mayo y que, según han informado a Efe fuentes de su organización, se convocarán para el 25, 26 y 27 del próximo mes, y será el último día cuando intervenga el presidente del Gobierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Puigdemont se desmarca del PDECat e insiste en que el referendo se celebrará