De Alfonso, en la comisión de Fernández Díaz: «No reconozco ni el contenido ni el valor legal de las grabaciones»

Europa Press

ESPAÑA

El exjefe de la Oficina Anifraude de Cataluña se presenta como una víctima del caso: «Fui cesado, sufrí amenazas e insultos y fui escupido por la calle»

05 abr 2017 . Actualizado a las 18:33 h.

Daniel de Alfonso, exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña, subrayó este miércoles en el Congreso que no tiene vinculación alguna con las grabaciones de sus conversaciones con el entonces ministro del Interior Jorge Fernández Díaz, en las que se hablaba de supuestas operaciones policiales, judiciales y mediáticas contra la oposición, asegurando que ha sido «víctima» de toda la polémica.

Ante la comisión de investigación sobre la supuesta utilización partidista del Ministerio del Interior, De Alfonso reconoció que se reunió dos veces con Fernández Díaz en el despacho del ministro, pero rechazó hablar de los detalles de esas conversaciones «coloquiales» porque no reconoce esas grabaciones, porque los fragmentos distribuidos están «manipulados» y porque no les da valor legal. En todo caso, quiso dejar claro que ni grabó esas conversaciones con el exministro, ni las custodió, ni las difundió, y apuntó que desconoce quién lo hizo.

De hecho, subrayó que «el que ha salido perjudicado» por su existencia es él. «Yo fui cesado, sufrí amenazas e insultos, fui escupido por la calle, sufría actos vandálicos en mis bienes, y además tuve que pedir el traslado a otra comunidad autónoma y separarme de mi familia», enumeró. «¿De verdad alguien puede pensar, en su sano juicio, que yo grabé, custodié o difundí esas grabaciones?», insistió.