El juez de la Púnica pide que se investigue al presidente de Murcia por corrupción

El PP sigue respaldando a Pedro Antonio Sánchez, pero añade que irá «paso a paso»

;
Pedro Antonio Sánchez: «Tengo la tranquilidad de una conciencia limpia» El presidente de Murcia afronta la moción «preocupado porque la región pueda caer en manos de un tripartito»

madrid /la voz

El juez de la operación Púnica pide al Tribunal Superior de Justicia de Murcia que investigue a Pedro Antonio Sánchez por los delitos de fraude, cohecho y revelación de información reservada. En su exposición razonada, Eloy Velasco sostiene que el presidente murciano concertó trabajos con el informático experto en reputación en Internet Alejandro de Pedro para «limpiar» con dinero público su imagen en las redes sociales de cara a la campaña para las elecciones a la presidencia de la región del 2015. Dada su condición de aforado, será el TSJM el que deberá, si lo estima oportuno, investigarlo y en su caso juzgarlo. Sánchez ya está imputado por prevaricación, fraude y malversación en el caso Auditorio.

El juez admite que el contrato para mejorar su imagen que se iba a pagar con dinero público no se llegó a realizar, pero sostiene que eso no impide que se le pueda imputar por un delito de fraude, porque basta con que se concierte, aunque no se consume. Considera que, en caso de que se hubiera materializado, el delito sería de malversación.

Velasco enumera uno a uno todos los indicios -entre ellos, correos electrónicos, llamadas telefónicas o mensajes de WhatsApp- de la presunta concertación del presidente murciando con Alejandro de Pedro para mejorar su reputación, con lo que «lastimó los intereses de la Administración pública que no debe correr con semejantes gastos particulares». Añade que en el momento de los hechos, Sánchez era consejero de Educación y llegó a ese acuerdo para lavar su imagen «dada la cantidad de investigaciones penales a las que había y estaba siendo sometido por su actuación pública». En concreto habla de que el 70 % de las informaciones sobre su persona en Internet «eran negativas».

De esta forma se estrecha el cerco judicial sobre Sánchez, lo que le coloca en una situación difícilmente sostenible en vísperas de que arranque este miércoles la moción de censura que presentó el PSOE para deponerle. Pero se resiste a dimitir. La dirección nacional del PP le mantenía ayer su apoyo, aunque su vicesecretario de comunicación, Pablo Casado, admitió que irá «paso a paso» y añadió que puede cambiar de posición si el dirigente regional acaba encausado. «Si hay algún cambio en relación con la situación procesal del presidente de Murcia podremos cambiar nuestra opinión, pero hoy por hoy sigue siendo la misma», aseguró.

Dimisión inmediata

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, responsabilizó a Albert Rivera si Sánchez continúa al frente del Ejecutivo murciando después de que haya sido «doblemente imputado por delitos de corrupción». «Que cada palo aguante su vela. Los que quieran seguir apoyando a Pedro Antonio Sánchez tendrán que dar muchas explicaciones», afirmó. El portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de la región, Miguel Sánchez, exigió su dimisión «inmediata» y le acusó de empujar a Murcia a una situación «insostenible» por su «delirio, inconsciencia e irresponsabilidad». El secretario general de Podemos en la región, Óscar Urralburu, señaló que si el jueves Ciudadanos no apoya la moción de censura al presidente autonómico «será culpable de mantenerlo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El juez de la Púnica pide que se investigue al presidente de Murcia por corrupción