Ganada la batalla orgánica, Díaz pretende ahora arrasar a Sánchez en la de los avales

Busca dejar en evidencia a sus rivales logrando el máximo de firmas para su candidatura

c. cuerdo
madrid, sevilla / colpisa

La obra que representará Susana Díaz de aquí a las primarias que el PSOE celebrará entre mediados y finales de mayo está concebida al modo clásico: planteamiento, nudo y desenlace. El planteamiento habla de una presidenta autonómica que concita un enorme apoyo orgánico y que ha sido capaz de unir en su defensa a enemigos históricos como Felipe González y Alfonso Guerra o Alfredo Pérez Rubalcaba y Carme Chacón. El nudo estará en la recogida de avales, donde sus partidarios aspiran a asestar un serio golpe a la moral de sus rivales. Y el desenlace sería su coronación como secretaria general; lo que siempre ha ansiado.

A estas alturas, incluso sus más fervientes seguidores asumen que el cuento no será un camino de rosas. Pero de momento, la líder de los socialistas andaluces se ciñe al guion. En ese afán de demostrar que tiene tras de sí el impulso de una potente maquinaria y que es respetuosa con los protocolos tácitos de su formación, ayer reunió a su ejecutiva regional para transmitirle oficialmente que mañana lanzará en Madrid su campaña. El encuentro sirvió, como ya ocurrió cuando se presentó a las primarias para sustituir a José Antonio Griñán, como exhibición de apoyo cerrado de todos los secretarios provinciales.

El siguiente ejercicio para demostrar la potencia de tiro vendrá el propio domingo, en el recinto ferial Ifema de Madrid. Díaz espera congregar a unas 6.000 personas, más de lo que ha conseguido hasta ahora Pedro Sánchez, quien, no obstante, lleva dos meses desbordando aquellos recintos en los que interviene. El ex secretario general del partido ya dio a conocer el fin de semana pasado que el mismo día estará en Burjasot (Valencia) y los suyos se han movilizado para reunir a al menos 3.000 personas, un modo de competir con el alarde susanista. Mientras, Patxi López, el tercero en discordia, celebrará un acto con afiliados en Gerona, aunque de tamaño mucho más modesto.

La presidenta de Andalucía -que se mantendrá al frente de la Junta durante toda la campaña y probablemente también, al menos inicialmente, si se convierte en líder nacional del PSOE- no solo aspira aun así a una victoria numérica este fin de semana. También la quiere simbólica. Algunos de sus partidarios admiten sus dudas sobre la conveniencia de rodearse, como hará, de todos los poderes fácticos del partido. Dicen que alimenta el «destructivo» mensaje sanchista que enfrenta aparato a militancia de base. Pero en su entorno defienden que en el acto hablará de reconciliación. Eduardo Madina, a quien Susana Díaz apartó del camino en el congreso del 2014 para aupar a Pedro Sánchez (al que ni siquiera conocía), hará incluso de telonero.

Presiones

El segundo asalto comenzará a partir del 1 de abril, cuando el comité federal convoque por fin formalmente el congreso y se fijen los plazos para la recogida de avales necesarios para ganarse el título de candidato. Los reglamentos estipulan que hace falta conseguir el respaldo del 5 % de la militancia (unas 9.000 firmas), pero no fija un techo.

Díaz confía en arrasar gracias a la estructura orgánica con la que cuenta en la mayoría de los territorios. Los sanchistas defienden que sería bueno topar la norma para evitar estrés. «Hay mucha gente que avalaría a Pedro, pero nos confiesa su temor a que una copia de su aval acabe llegando a manos del líder de su federación; las presiones -dice una diputada- están siendo muy bestias».

Finalmente, llegaría el golpe final: la votación. Y ahí nadie las tiene consigo. Díaz parte como la favorita, pero los suyos asumen que no logrará un porcentaje abrumador.

El ex secretario general pide a Ferraz otra reunión sobre la financiación

El ex secretario general del PSOE Pedro Sánchez pidió ayer a la gestora una nueva reunión para hablar sobre la financiación de las primarias y el sistema propuesto desde Ferraz. Por lo pronto, asegura que se acogerá a él cuando se inicie formalmente el proceso y defiende que ahora la recaudación a través de microcréditos la lleva una asociación de la que él no forma parte. Así lo asegura en una carta remitida al gerente del PSOE, Gregorio Martínez, con la que responde al burofax que le remitió la gestora el miércoles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ganada la batalla orgánica, Díaz pretende ahora arrasar a Sánchez en la de los avales