Los numerosos desencuentros entre populares y Ciudadanos desde el inicio de la legislatura

M. E. A. MADRID / COLPISA

ESPAÑA

BENITO ORDOÑEZ

Su acuerdo fue de conveniencia y apenas transcurridos seis meses de la firma están al borde de la ruptura

06 mar 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

No es ningún secreto que entre Albert Rivera y Mariano Rajoy jamás ha existido química. Su acuerdo fue de conveniencia y apenas transcurridos seis meses de la firma están al borde de la ruptura. La compleja y tensionada convivencia entre el PP y Ciudadanos ha estado jalonada de desencuentros desde el inicio de la legislatura:

Techo de gasto. Ciudadanos mantuvo que debía aumentarse en 5.000 millones para que tuvieran cabida las medidas sociales de su acuerdo. El Ejecutivo decidió hacer lo contrario, recortarlo en 5.000 millones. Ciudadanos tragó saliva y aceptó la decisión de Hacienda, pactada con los socialistas.

Salario mínimo. La necesidad de contar con el respaldo del PSOE para aprobar el techo de gasto llevó al PP a aceptar una subida del 8% del salario mínimo. Ciudadanos quedó excluido del acuerdo.