Alberto Núñez Feijoo: «Tras el congreso, el PP está preparado si hay que convocar nuevas elecciones»

«En lo que no fuimos rápidos es en detectar la corrupción. Un partido que pierde tres millones de votos tiene un problema»


MAdrid / LA Voz

Núñez Feijoo observa con cierta distancia la polémica en torno a la continuidad de María Dolores de Cospedal como secretaria general, aunque admite que en el PP «hay un debate sobre la acumulación excesiva de cargos». «Es síntoma de que es un partido en el que no hay miedo a discrepar», señala sobre una votación «muy empatada» en torno a la compatibilidad de cargos de la secretaria general. En todo caso, ve «muy acertado» nombrar a un coordinador general, porque habrá «cantidad de veces» en las que la ministra de Defensa no pueda estar «por su agenda internacional intensa».

-En su caso, ¿se compromete a que en el PPdeG el secretario general no será nunca conselleiro?

-Ese no es el compromiso. Yo no veo a un presidente provincial del PPdeG siendo secretario general. Pero no me puedo comprometer a que nunca un conselleiro sea secretario general.

-Cospedal ha dicho que en el PP no tuvieron una reacción ágil frete a una corrupción que les afectó «de lleno». ¿Se siente aludido?

-Hizo bien en decirlo. Un partido que pierde tres millones de votos tiene un problema. Lo que creo es que no fuimos rápidos en detectar la corrupción. Es difícil entender que personas de altísimo nivel usaran el partido para enriquecerse de forma paralegal. Eso es una tardanza, sin duda.

-La única línea roja de Rajoy para negociar con Cataluña es la unidad de España. ¿Tiene usted otras líneas rojas adicionales?

-Las líneas rojas son las de la ponencia que hemos aprobado. Hay que financiar los servicios a las personas, no a los territorios. La financiación autonómica no puede ser cosa de dos y espero que ningún dirigente del PP o del PSOE lo consienta.

-¿Aceptaría un concierto económico catalán similar al vasco si renuncian al soberanismo?

-Un concierto económico para el 18 % de la población española supondría un enorme problema para todos. ¿Quién le dice luego que no a Valencia, o a Madrid? Rompemos el sistema. Hay que financiar el coste efectivo de los servicios de los catalanes, no ningún planteamiento ideológico soberanista, ni de emociones, ni sentimientos ni banderas.

-¿El trozo de tarta de Galicia en la nueva financiación autonómica debe ser más grande?

-Descubrir la posición de Galicia antes de empezar a negociar no sería inteligente. Pero hemos marcado un campo de juego en el que Galicia se siente cómoda. Vamos a ver el resultado.

-Si el AVE a Galicia no se acaba en el 2019, ¿lo consideraría un fracaso personal suyo?

-Yo reitero que a Galicia se le ha engañado con la fecha del AVE. Se le dijo que en el 2010, luego en el 2012 y después en el 2015.

-Y luego usted dijo en el 2018.

-Hay un retraso de tres trimestres como consecuencia de un año de Gobierno en funciones sin poder cerrar acuerdos sobre grandes contratos. Si el AVE no llega en el 2019, evidentemente el Gobierno no nos habría dicho la verdad, aunque si no se aprueban los Presupuestos habrá repercusiones en las obras públicas.

-Si no se aprueban, ¿se convocarán elecciones?

-Le corresponde a Rajoy decidirlo. Tras este congreso, en el caso de que fuese necesario convocarlas, el PP tiene resueltos sus temas internos y su candidato. Estamos preparados para gobernar y para solventar una posible situación de bloqueo. Hay dos o tres temas en los que es imprescindible el consenso. Y uno de ellos, sin duda, es el presupuesto.

-¿Están preparados para convocar elecciones en mayo?

-Desde el punto de vista interno, sí. Pero nuestra vocación, desde luego, es no hacerlo.

-El PP ya no ataca al PSOE. ¿Es inteligente dar a Podemos el papel de líder de la oposición que no le han dado los españoles?

-Hemos situado nuestra crítica en un partido que tiene una enmienda a la totalidad a nuestro sistema de convivencia y que es un problema para España y para la UE. Es un partido populista que tiene su réplica en Francia, en Alemania en Austria, en Holanda, en Italia... No hemos hecho un planteamiento crítico con el PSOE porque ¿con qué parte del PSOE? Está en recomposición. Si hubiese seguido Pedro Sánchez, no tendríamos este planteamiento.

-Considera a Ciudadanos como un socio fiable del PP?

-Reconozco que tengo muy poca experiencia sobre Ciudadanos, pero en algunos ayuntamientos como Ferrol ha facilitado los gobiernos de las mareas. Ciudadanos es consecuencia de la crisis y de los errores del PP, pero se puede hablar y pactar con ellos. No es como Podemos, pero no es una alternativa para gobernar en España. Pasar de socialdemócrata a liberal en tan poco tiempo es cuanto menos novedoso.

«Me extrañaría mucho que yo fuera candidato a la Xunta en el año 2020»

Feijoo no se pronuncia en el debate sobre la gestación subrogada. «Es un tema para debatir. Tengo mis propias dudas, muy serias. No me he posicionado ni a favor ni en contra, pero no podemos dar carpetazo a este asunto», dice.

-Ya no se habla de sucesión. ¿Tienen claro que Rajoy será candidato en el 2020?

-Es un debate más mediático que orgánico. Al presidente lo veo con fuerza, más maduro que nunca, con más experiencia. No he visto nunca que se abriera ese debate. No me extrañaría nada que volviera a ser candidato.

-Y usted, ¿será candidato a la Xunta en el año 2020?

-Me extrañaría mucho que fuese candidato en el 2020. Si me pregunta que estamos en el año 2020 y quedan seis meses: «¿Usted se presentaría?», mi respuesta es no.

-¿Ve a Abel Caballero como futuro candidato del PSdeG?

-Ojalá fuese el candidato a las autonómicas. Yo estaría muy tranquilo. Su seguimiento fuera de Pontevedra y Vigo es ninguno. Cuando se presentó le ganó el BNG. Ojalá.

-Va a ser padre dentro de unas horas. ¿En qué cambiará su vida pública y privada?

-En la pública, espero que en nada. En lo personal me lo pregunto todos los días. Los que ya lo han vivido me dicen que cambiará. Y mucho.

-¿Tendrá que delegar más para atender a su familia?

-Tengo que reordenar horarios. Llegar a casa antes. Algunas actividades que tengo en fin de semana no las podré tener. No puedo llegar a las once de la noche a casa o utilizar la cena como otro espacio de trabajo. Noto que hay cosas en las que no pensaba y empiezo a pensar. Si viene bien o si su madre va a estar bien. Esas son mis preocupaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos
Comentarios

Alberto Núñez Feijoo: «Tras el congreso, el PP está preparado si hay que convocar nuevas elecciones»