El rey Felipe VI anima a «no escatimar esfuerzos» ante la lacra del terrorismo

El monarca apuesta por modernizar las Fuerzas Armadas después de años de crisis

Los Reyes presiden la Pascua Militar Rajoy, Cospedal y Zoido acompañaron a los monarcas en esta tradicional celebración nacional

Madrid / La Voz

«No debemos escatimar esfuerzos ante esta lacra». El rey Felipe VI hizo ayer, durante su discurso ante la cúpula de las Fuerzas Armadas con motivo de la Pascua Militar, una llamada a «no bajar la guardia» en la lucha contra el terrorismo para poder garantizar así la seguridad frente a un fenómeno que «pone en peligro nuestra sociedad, desprecia nuestros valores democráticos y es un enemigo de la humanidad». «El terrorismo ataca sin escrúpulo alguno en cualquier lugar y son muchas las naciones cuyas sociedades sufren con frecuencia su vileza y ensañamiento», señaló el monarca, quien recordó que el terrorismo está «en el centro de las preocupaciones de seguridad de los españoles y de nuestros socios y aliados».

Pocos días después de que el terrorismo yihadista golpeara en Berlín, con un atentado en el que murieron doce personas, y de una escalada terrorista en Turquía, en donde ha habido 43 fallecidos en cinco días, Felipe VI aseguró que España tiene «la obligación de hacer cuanto esté en nuestras manos por defender los derechos y garantías individuales de nuestros conciudadanos, así como de contribuir al esfuerzo internacional de lucha contra esta amenaza global común». Solo de esa manera será posible, según explicó, «estar lo mejor preparados posible para combatirlo con la máxima eficacia y total determinación».

El monarca se dirigió directamente a la cúpula de mando de los tres ejércitos y de la Guardia Civil reunida en el acto solemne celebrado en Palacio Real. «Debemos aprovechar el conocimiento y la amplia experiencia que tenéis y que tan buenos resultados ha dado en la lucha contra el terrorismo», señaló.

Seguridad y bienestar

Vestido con el uniforme de capitán general del Ejército del Aire, el jefe del Estado felicitó a las Fuerzas Armadas, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y los servicios de inteligencia por su trabajo y por la coordinación que demuestran, que, según dijo, «está dando buenos frutos». Felipe VI aludía así al aumento de las detenciones de presuntos terroristas yihadistas que se han realizado en los últimos años en España y a la ausencia de atentados de este tipo desde el 2004.

La seguridad es, a juicio del jefe del Estado, «un valor fundamental y una condición básica para permitir el desarrollo y el progreso de la nación, así como el bienestar de las personas». Y esa seguridad está garantizada por las Fuerzas Armadas en todos los ámbitos y «todos los días del año y sin bajar la guardia».

Pero, además de reconocer su labor, el monarca admitió también la austeridad presupuestaria en la que esta se ha llevado a cabo. «A pesar de las dificultades, que conozco bien, y gracias al esfuerzo, profesionalidad, imaginación y abnegación de todos, se han logrado mantener las capacidades militares necesarias para el cumplimiento de las misiones asignadas», dijo, al tiempo que destacó la necesidad de «seguir apostando por el proceso de modernización» que permita mantener la «operatividad para ir siempre por delante».

Defensa propone ampliar en más de 2.000 millones su presupuesto anual

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, está convencida de la necesidad de un debate público sobre cultura de defensa para que la sociedad conozca los desafíos y su contribución económica y en materia de seguridad. Un debate que esté «por encima de posicionamientos políticos e ideológicos» con el fin de aumentar las partidas presupuestarias. Por este motivo, anunció ayer su intención de promover una Ley de Sostenibilidad de las Fuerzas Armadas para definir los objetivos de fuerza y capacidades militares. El objetivo es que una norma legal regule las partidas en Defensa hasta alcanzar el 2 % del PIB que pide la OTAN en el 2024. Se trata de unos 2.076 millones más al año en los próximos ocho, cuando el presupuesto para el 2016 se cerrará en unos 9.900 millones, similar al del 2015 y representa el 0,91 % del PIB, el tercer país de la Alianza que menos invierte en Defensa.

Unidades de Melilla reforzarán el contingente destinado a Irak

El número de militares de unidades de Melilla desplegados en Irak, donde representan el grueso del contingente español en misión internacional en el país asiático, se incrementará en próximas fechas, según avanzó el comandante general de la ciudad, Fernando Gutiérrez.

Próximamente viajarán al país árabe 28 integrantes del Grupo de Regulares Melilla 52 y otros diez del Regimiento de Caballería Acorazo Alcántara 10 de la ciudad, después de que el Gobierno haya recibido autorización para aumentar en 125 los militares y guardias civiles en Irak. Fernando Gutiérrez tuvo un recuerdo especial, durante el acto de celebración de la Pascua Militar en la ciudad autónoma, para los cerca de doscientos militares de unidades de Melilla ya desplegados en ese país, que forman el grueso de los cerca de trescientos integrantes del contingente español para el adiestramiento del Ejército iraquí en su lucha contra grupos terroristas como el Estado Islámico. Asimismo, recordó a los cerca de 1.300 militares de la Comandancia que prestan servicio en los peñones e islas de Alhucemas, Vélez de la Gomera y Chafarinas.

El Ejército pide volver al Festival de la Infancia de Barcelona, del que fue excluido

Los niños que acudieron el pasado 2016 al Festival de la Infancia de Barcelona no vieron ni un solo uniforme. Ni de militares ni de policías, porque la dirección de la Fira rediseñó su oferta. En el trasfondo de la decisión estaban dos resoluciones aprobadas por el Ayuntamiento de Barcelona y el Parlamento catalán que defienden que no haya presencia militar ni policial en las actividades educativas y de ocio infantil.

Así, el Ejército dejó de tener expositor en el Festival de la Infancia de Barcelona por primera vez desde el año 2002, una situación que el inspector general del Ejército, Ricardo Álvarez-Espejo, pidió ayer revertir durante su intervención en los actos de la Pascua Militar, celebrados en Barcelona.

Álvarez-Espejo resaltó que la presencia de las Fuerzas Armadas en el Festival de la Infancia pretende acercar a los jóvenes «aquellas instituciones que están al servicio de la sociedad, así como la defensa de la libertad y seguridad de sus ciudadanos». Por este motivo, mostró su «firme deseo» y su «mano tendida» para que el Ejército pueda volver, de nuevo, a participar en el certamen.

El inspector general, que insistió en el compromiso del Ejército para difundir la cultura de defensa, anunció además que existen «buenas perspectivas» para poder retomar este año la popular Festa del Cel, en la que aviones del Ejército del Aire sobrevuelan con piruetas varias poblaciones de la costa catalana. El alto mando militar garantizó que durante este año las Fuerzas Armadas continuarán en Cataluña su colaboración con varias instituciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El rey Felipe VI anima a «no escatimar esfuerzos» ante la lacra del terrorismo