Irene Montero: «Hay actitudes de compañeros de la corriente de Íñigo que han hecho daño a Podemos»

Rita Maestre, errejonista, pide al entorno de Pablo Iglesias que rectifique y deje de hostigarlos. Echenique justifica la «llamada a la responsabilidad» a Errejón pero reconoce que «no fue bonito»

;
Irene Montero: «Hay actitudes de compañeros de la corriente de Íñigo que han hecho daño a Podemos» La portavoz adjunta de Podemos en el Congreso confía en volver «a la senda» del debate fraterno

La dirigente y portavoz adjunta de Podemos en el Congreso, Irene Montero, ha justificado este martes la «llamada a la responsabilidad» al sector liderado por el secretario Político, Íñigo Errejón, porque algunas de la «actitudes» mostradas por integrantes de esta corriente de forma «voluntaria o involuntaria» son «dañinas» para el partido y para el secretario general, Pablo Iglesias y, por lo tanto, contribuyen al «hostigamiento» que éste sufre por parte de «las élites políticas y económicas».

«Hay actitudes que involuntaria o voluntariamente han terminado haciendo daño y la militancia lo ha percibido así. Hacen daño a la militancia y a Podemos y por eso decidimos hacer una llamada a la responsabilidad», ha argumentado la jefa de gabinete de Iglesias en declaraciones a los medios en el Congreso.

En términos similares se ha manifestado Rita Maestre, cercana a Íñigo Errejón. La portavoz del Ayuntamiento de Madrid y miembro del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos  ha confiado en que quienes participaron en la «campaña de hostigamiento y erosión» al secretario Político, incluido el «entorno de Pablo Iglesias, se hayan dado cuenta de que cometieron un error y rectifique, para que pueda comenzar un «debate fraterno» de posiciones políticas. Ha relatado que ha hablado con Errejón de esa campaña, lanzada el día de Nochebuena en Twitter con la etiqueta #Iñigoasíno, y que ambos comparten que «fue un error» y que «probablemente la gente que ha participado en ella, el entorno de Pablo Iglesias», es consciente de que así fue, por el «malestar que ha generado» en redes sociales, entre los inscritos y entre los votantes.

Aunque ha insistido en que fue «impropio» que se sumase a la campaña el secretario de Organización, Pablo Echenique, ha evitado pedir su cese. Además, ha precisado que no critica que Echenique respalde un proyecto político, «que es muy legítimo», sino que se haya sumado «a ese tipo de campañas, señalando por su nombre a un compañero». Por eso, espera que «rectifiquen el rumbo» y no vuelva a verse un «espectáculo semejante».

Maestre ha rechazado la acusación de la jefa de gabinete de Iglesias, Irene Montero, que considera que los errejonistas están contribuyendo, con su actitud, al «hostigamiento» de Pablo Iglesias por parte de las élites. «Creo que, con tranquilidad, que es como hay que pensar, esas declaraciones no tienen mucho sentido», ha zanjado la dirigente madrileña. Por otro lado, ha admitido que la «práctica generalizada» en Podemos de hacer los debates en abierto «tiene cosas positivas y negativas» pero ha asegurado que ella siempre ha hecho lo posible «por no calificar nunca a un compañero» y por no «asumir las categorías» en las que pretenden colocarlos su «adversarios».

Si embargo, Irene Montero, la campaña #Íñigoasíno lanzada por el sector partidario de la tesis del secretario general era necesaria para que se escuchase la voz de las personas que, como ella, defienden a Iglesias y su proyecto, después de que algunos integrantes de la corriente «errejonista» tuvieran actitudes «dañinas» al cuestionar la destitución como portavoz en la Asamblea de Madrid de José Manuel López. «Creo que era importante que se escuchase la voz de quienes creemos que hay que defender a Pablo frente al hastío y al hostigamiento al que está siendo sometido, porque eso es defender el proyecto. Pero ha habido actitudes que han dañado», ha enfatizado minutos antes en declaraciones en La Sexta.

En ambas intervenciones, Montero ha defendido que la «responsabilidad» de los miembros de Podemos es desarrollar un «debate fraterno» y no desarrollar actitudes que sólo dividen y dañan a Podemos como son, a su juicio, la de «utilizar los medios de comunicación para atacar a compañeros o debatir en los medios lo que no se debate en los órganos» de la formación.

Los militantes lo «castigarán»

«Eso creo que es lo que se va a castigar. Por suerte en Podemos las decisiones las toma la gente y no los dirigentes, y quien haga eso creo que será castigado en el proceso que tenemos ahora», ha augurado en declaraciones en el Congreso, en referencia a la II Asamblea Ciudadana Estatal que celebrarán el febrero para renovar los estatutos y la dirección.

En este sentido, ha avisado de que «lo que la militancia castiga no es la diferencia sino que expresiones en los medios con intención clara de herir a un compañero». «Diferencias que luego no se expresan en los órganos», ha afirmado, dirigiendo en concreto sus acusaciones contra el portavoz destituido, José Manuel López, que avanzó a los medios su cese antes de que terminara la reunión que mantenía la dirección de Podemos de la Comunidad de Madrid en la que se adoptó esa decisión.

Asimismo, ha alertado de que si no en «división», estas discusiones pueden acabar «en desilusión», «un lujo» que en Podemos no se pueden «permitir», según Montero. «No quiero que Podemos se convierta en una suma de baronías o corrientes», ha manifestado, tras señalar que precisamente no hay nada «más uniforme» que las corrientes internas de los partidos. «Tenemos una enorme responsabilidad de frenar todo aquello que pueda dañar a Podemos y contribuir a que todo el mundo debata de forma fraterna», ha zanjado Montero, quien ha defendido que el mejor escenario es poder llegar a un acuerdo en Vistalegre II entre todas las sensibilidades porque es lo que está pidiendo la militancia.

«Verdades que había que decir»

También ha justificado su participación en la campaña para llamar a la «responsabilidad» a los errejonistas el secretario de Organización, Pablo Echenique, aunque ha reconocido que el resultado «no fue bonito». «La campaña fue algo dura, no me sentí bien diciendo las verdades que tenía que decir, y por eso le mandé un abrazo a Íñigo, pero había que decirlas», ha explicado en declaraciones a Cuatro. «No fue bonito lo que vimos en Twitter, estoy de acuerdo, pero sí tenemos que apuntar aquellas cosas que no sirven. Cuando esta formación es la única esperanza que tiene la gente en nuestro país tenemos una doble responsabilidad», ha avisado.

Por ello, aunque se pensó «mucho» participar en esa campaña -según ha reconocido-, decidió hacerlo «por responsabilidad». «Yo he venido a Podemos a que cambiemos la sociedad, a decir lo que pienso cuando veo que estamos dando pasos atrás en términos de ser una formación unida y fuerte», ha apostillado. «Me pareció que no era completamente bonito lo que estábamos haciendo pero había que hacerlo. Había que decir esas cosas y después le mandé un abrazo a Íñigo porque entendía que había que hacerlo», ha reiterado

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Irene Montero: «Hay actitudes de compañeros de la corriente de Íñigo que han hecho daño a Podemos»