Garzón indigna a los parados: «No podemos convencerlos de ir a una manifestación con un lenguaje marxista que no entiendan»

El líder de Izquierda Unida hizo estas declaraciones durante una entrevista en la que hablaba del uso de los conceptos de izquierda y derecha políticas

.

Después de las declaraciones de la presidenta Cristina Cifuentes, que indignó a los andaluces al asegurar que los madrileños les estaban pagando la educación y la sanidad, este viernes ha sido el coordinador general de Izquierda Unida, Alberto Garzón, el que ha pisado callos con sus declaraciones. Los ofendidos en esta ocasión han sido los parados, con los que el diputado de Unidos Podemos considera que no debe utilizarse «un lenguaje marxista» que no puedan entender.

El líder de IU hizo estas declaraciones durante una entrevista en La Cafetera de Radiocable en la que hablaba sobre si era conveniente o no seguir utilizando los conceptos de izquierda y derecha políticas. Garzón dio una larga explicación, en la que incluyó expresiones que podrían recordar a Coco de Barrio Sésamo -«En algunos casos habrá que utilizar izquierda y derecha como un eje válido, y en otros se puede usar arriba y abajo», llegó a decir- y aseguró: «Si yo voy a una cola del paro y voy a intentar hacer proselitismo y convencer a la gente de que hay que ir a una manifestación, por poner un ejemplo, es inadecuado que yo utilice terminología, digamos, académica marxista». La cita fue resumida por Izquierda Unida para encajar en el espacio limitado de un tuit y finalmente quedó así: «No podemos convencer a parados para ir a la manifestación usando un lenguaje marxista que no entiendan». Y comenzaron las reacciones. 

Algunos usuarios de las redes sociales, en especial los desempleados, interpretaron las palabras de Garzón, que él retuiteó desde su cuenta, como una muestra de clasismo y otros entendieron que el líder de IU estaba llamando «analfabetos» a los parados.

Votación
17 votos
Comentarios

Garzón indigna a los parados: «No podemos convencerlos de ir a una manifestación con un lenguaje marxista que no entiendan»