Cospedal se estrena con el compromiso de visitar todas las misiones exteriores

Las Fuerzas Armadas participan con 2.235 militares en una veintena de operaciones


Madrid / Colpisa

El suyo era el único acto oficial que figuraba ayer en la agenda del Gobierno en un día festivo en Madrid por la celebración de la Virgen de la Almudena, y María Dolores de Cospedal aprovechó para mantener su primera videoconferencia con las tropas desplegadas en el exterior. La nueva ministra de Defensa, que en los últimos días ha compaginado su responsabilidades como número dos del PP en la sede central de Génova y su asistencia a los traspasos de carteras en los distintos departamentos gubernamentales, se estrenó en el cargo con el anuncio de que, en breve, realizará la gira para conocer el trabajo de las Fuerzas Armadas en la veintena de misiones fuera de España.

Junto al jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante Fernando García Sánchez, Cospedal se desplazó al mando de operaciones, en la base de Retamares, en Pozuelo de Alarcón, para ponerse en contacto con los jefes de los contingentes militares. «Es un honor tenerles de representantes», les trasladó en una conversación en la que reconoció la «dureza» de las tareas encomendadas a las tropas y agradeció que sean «las caras y las actitudes de toda España fuera de nuestras fronteras».

En este momento, según los datos oficiales, 2.235 militares están desplegados en diversas zonas del mundo. La misión más numerosa es la de Líbano, donde casi 600 soldados y guardias civiles forman parte de la operación de los cascos azules de la ONU al sur del país. La siguiente que figura en el listado es la de Irak. Allí, España contribuye con 307 soldados integrados en la coalición internacional contra el Estado Islámico. El jefe de la unidad, Pedro Vázquez de Prada, advertía ayer de que la derrota del grupo yihadista «va a ser larga».

Uno por uno, los responsables de cada contingente fueron trasladando a la ministra el parte del estado de las misiones. En concreto, Cospedal pudo establecer contacto con Irak, Afganistán, Líbano, Turquía, Somalia, Senegal, Mali, Gabón, República Centroafricana, el Golfo de Guinea, con la Operación Atalanta contra la piratería en el Indico, los buques de las agrupaciones navales de la OTAN y la Operación Sophia contra las mafias que trafican con inmigrantes en el Mediterráneo.

Como Dolores de Cospedal, esta semana los ministros del Gobierno de Mariano Rajoy están aprovechando o bien para tomar contacto con su nuevo cometido, o bien para reordenar los objetivos de la legislatura en el caso de aquellos que continúan en sus cargos. En el Consejo de Ministros de mañana terminará de construirse el organigrama del Ejecutivo con el nombramiento del segundo escalafón, el de los secretarios de Estado. Y a partir del lunes comenzará a engrasarse la rutina parlamentaria. Para las sesiones de control en el Senado y el Congreso habrá que esperar hasta el 22 y el 23 de noviembre, ya que la apertura solemne de la legislatura, con presencia del rey, será el próximo jueves, lo que ha llevado a la Mesa del Congreso a retrasar las sesiones de control.

España aporta un submarino y un avión para controlar el Mediterráneo

La OTAN anunció ayer el lanzamiento de su nueva misión de seguridad marítima Sea Guardian (Guardián del mar) en el Mediterráneo central que contribuirá a dar apoyo en términos de intercambio de información y logístico a la Operación Sophia de la Unión Europea contra las mafias que trafican con inmigrantes. España participará en esa nueva operación con el submarino Mistral y también contribuirá a realizar patrullas de vigilancia aérea.

En la misión estarán presentes los países europeos ribereños del Mediterráneo más Turquía. Italia, Bulgaria y Turquía aportarán sendas fragatas; Grecia sumará otro submarino al español para realizar las primera patrullas. Además, España, Portugal, Italia, Grecia y Turquía incorporarán aviones para realizar los primeros vuelos por rotación hasta el próximo jueves, a los que seguirán posteriormente otras patrullas aéreas de vigilancia marítima.

La misión contará con «normalmente un avión, máximo dos», cada día para realizar patrullas aéreas, según han explicado a Europa Press fuentes militares de la OTAN, que han precisado que cada día «uno de los cinco» aviones hará las patrullas, de forma que «cada país despliegue sus medios» y «establece las zonas que patrullan».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Cospedal se estrena con el compromiso de visitar todas las misiones exteriores