El rey Felipe VI firma por primera vez el nombramiento de un presidente

El líder del PP acude a las diez y media a la Zarzuela para jurar su cargo ante los ejemplares de la Biblia y la Constitución

.
Colpisa
Madrid

En el palacio de la Zarzuela, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, con el resultado de la votación de investidura bajo el brazo, le preguntaba el domingo al Rey: «¿Hay sueño?» El monarca acababa de aterrizar, recién llegado de la Cumbre Iberoamericana en Cartagena de Indias, Colombia, desde donde tuvo que seguir el sábado el final de un proceso que ha culminado con Mariano Rajoy en la Moncloa tras diez meses de interinidad. «Un poquito», confesaba Felipe VI antes de firmar su primer real decreto de nombramiento de un presidente del Gobierno.

Nunca antes había tenido que asumir esta tarea. Pero, desde luego, no es la más extraña en un año en el que se ha visto obligado a estrenar el artículo 99.5 de la Constitución y convocar elecciones generales ante la incapacidad de los grupos parlamentarios de sacar adelante la investidura. Dos comicios después, sin embargo, y tras 45 minutos de un encuentro en el que Pastor informó al jefe del Estado del resultado exitoso del debate parlamentario, el nombramiento de Rajoy quedó listo para su publicación en el Boletín Oficial del Estado. Cumplidos los primeros trámites, el líder del PP acudirá hoy a las diez y media a la Zarzuela para jurar su cargo en el salón de audiencias del palacio ante los ejemplares de la Biblia y la Constitución.

Congreso de trincheras

La última vez que lo hizo, en diciembre del 2011, aún ocupaba el trono Juan Carlos I. Aquel mismo día, horas después de la ceremonia, Rajoy anunciaba los nombres de sus ministros. En esta ocasión, sin embargo, habrá que esperar hasta el jueves por la tarde para conocer la composición del nuevo Gobierno del PP. El partido ha entrado en ebullición con las quinielas sobre los ministrables.

Rajoy se enfrenta a la búsqueda de aliados en un Parlamento de trincheras. «Un partido roto y dividido difícilmente podrá ayudar a la gobernabilidad». El análisis parte de la Moncloa y del escrutinio de la crisis en la bancada socialista. El temor real, sin embargo, es el de que, por extensión, un Parlamento fragmentado con las fuerzas políticas atrincheradas en sus posiciones frustre una legislatura necesitada de pactos y que avanzará bajo la amenaza constante de elecciones anticipadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El rey Felipe VI firma por primera vez el nombramiento de un presidente