Garzón cuestiona la legitimidad de la investidura de Rajoy

El rey deja en manos del Congreso que el presidente del Gobierno sea elegido el sábado o el domingo


madrid / colpisa

«Al final el golpe de régimen se ha consumado, Rajoy será investido en octubre. Será un Gobierno ilegítimo de un régimen ilegítimo». Alberto Garzón, líder de Izquierda Unida, asumió ayer el contenido de este eslogan, el de la manifestación convocada por la Coordinadora 25S en los alrededores de la Cámara baja para el día de la segunda votación del debate de investidura de Mariano Rajoy. Garzón anunció que asistirá, si se lo permiten sus obligaciones, para denunciar la «traición histórica» que, a su juicio, supone que el PSOE vaya a facilitar un nuevo Gobierno del PP.

«Yo ya estuve en el primer rodea el Congreso», recordó el coordinador federal de IU tras despachar con el rey en la Zarzuela. Entonces la protesta no tenía la preceptiva autorización de la Delegación de Gobierno. La de este fin de semana aún está a la espera de obtenerla. El diputado de Unidos Podemos por Madrid defendió que las manifestaciones son herramientas «igualmente válidas» que la presencia en las instituciones.

Garzón hizo estas declaraciones tras su entrevista con Felipe VI, quien abrió ayer su última ronda de contactos con los líderes políticos con la certeza de que a finales de esta semana habrá nuevo Gobierno.

La decisión del comité federal del PSOE de permitir con su abstención la investidura de Mariano Rajoy ha despejado la incertidumbre en la Zarzuela. La incógnita reside ahora en fijar la fecha exacta del comienzo del debate, lo que determinará que la reelección del presidente se produzca el sábado 29 o el domingo 30. Pese a que se había deslizado que la Casa Real prefería la segunda opción para que don Felipe estuviera en España tras su asistencia a la Cumbre Iberoamericana en Colombia, el rey manifestó ayer a sus interlocutores que no tiene predilección por un día determinado. «El monarca me ha ratificado que la fecha la pone el Congreso y que no ha puesto ninguna condición para estar aquí para la firma del decreto [de nombramiento del presidente]», explicó la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas, tras su paso por la Zarzuela. Fuentes parlamentarias apuntan que, en caso de que la segunda votación de investidura se produzca con Felipe VI fuera de España, no habría problema en que el rey sancionara la decisión del Congreso a primera hora del domingo, una vez aterrice en Madrid.

El jefe del Estado solo establece las audiencias con los partidos, tal y como estipula la Constitución, y la elección de la fecha del debate parlamentario es potestad de la presidenta del Congreso. Ana Pastor, que en agosto hizo público el calendario del primer intento de investidura tras una conversación con el candidato del PP, adoptará hoy una decisión. El monarca, en cualquier caso, ha facilitado que la sesión pueda ser convocada para este mismo miércoles por la tarde, 24 horas después de su encuentro con Mariano Rajoy a las 15.30. Ese es el lapso de tiempo que, según la Presidencia de la Cámara baja, se necesita para la fijación del pleno.

Fuentes cercanas a Pastor insisten en que de momento no se ha tomado ninguna resolución al respecto y aseguran que esta no descarta convocar a la Mesa del Congreso para consensuar la fecha. «Tengo billete de vuelta [a Canarias] para este sábado y este domingo», comentó Oramas para poner un ejemplo de la incertidumbre que reina en la Cámara.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Garzón cuestiona la legitimidad de la investidura de Rajoy