El PSOE andaluz prepara el comité federal y plantea ya dejar gobernar al PP

Susana Díaz muestra claramente sus cartas en medio de la fuerte división interna

Iceta y Parlón, este lunes en Barcelona
Iceta y Parlón, este lunes en Barcelona

Madrid / La Voz

A menos de una semana del decisivo comité federal del PSOE, Susana Díaz ha mostrado por fin sus cartas. Aunque no lo hizo personalmente, sino a través del secretario de Organización de los socialistas andaluces, Juan Cornejo, quien se pronunció ayer abiertamente a favor de la abstención que permitiría la investidura de Mariano Rajoy y evitaría la celebración de terceras elecciones. Es la primera vez que la poderosa federación andaluza dice sin tapujos lo que se daba por hecho, con lo que abre la vía al desbloqueo político que ha hecho que el Gobierno lleve más de 300 días en funciones.

«A mí no me da urticaria la palabra abstención, si resulta que esa es la única opción de evitar unas elecciones», señaló la mano derecha de la presidenta, y pidió a los disidentes de su partido, especialmente a los diputados, que acaten la decisión que tome el comité federal, que muy probablemente se celebrará el próximo domingo. Díaz, como ayer verbalizó Cornejo, quiere que todos los diputados socialistas se abstengan en bloque, sin que haya disidencias ni ausencias en la votación. Descarta, al igual que el presidente de la gestora, Javier Fernández, una fórmula que han puesto sobre la mesa algunos dirigentes: que se abstengan solo 11 parlamentarios y los demás mantengan el no. Así se evitaría que los siete diputados del PSC y algunos partidarios de Sánchez rompan la disciplina de voto. Cornejo afirmó que antes que desobedecer lo que dictamine el cónclave socialista deberían entregar sus actas. En su opinión, «no es democrático que alguien participe en la votación [del comité federal] y que luego si no está de acuerdo con lo que se decide no lo cumpla».

Mal menor

La tesis que defienden los partidarios de la abstención es que ningún socialista quiere que gobierne Rajoy, pero es el mal menor frente a que lo hiciera con más escaños si se volviera a votar. Además, consideran que el PSOE podrá hacer una oposición dura que obligue al PP a rectificar sus políticas.

Así lo dijo explícitamente el presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, el primer barón socialista que propugnó esta tesis tras las elecciones del 26 de junio. Explicó que «nadie en el PSOE quiere que Rajoy sea presidente», pero «no discutimos eso, no discutimos si el presidente es Rajoy u otro, sino si lo es ahora o dentro de 55 días» cuando se celebrasen nuevos comicios. En su opinión, en la oposición se pueden hacer «muchas cosas», como crear una comisión de investigación para que se depuren responsabilidades políticas por el caso Gürtel. Para el líder extremeño, el PSOE debería replantearse sus relaciones con el PSC si va por libre en la investidura.

Pero los defensores del no se mantienen en sus trece. Uno de los más beligerantes es el reelegido primer secretario del PSC, Miquel Iceta, quien ayer fue muy claro. «Entre dar apoyo a Rajoy y nuevas elecciones, nuevas elecciones», aseguró. Y añadió: «Si el PSOE permite que Rajoy siga gobernando tendremos el peor de los Gobiernos posibles y una oposición que tendrá dificultades para ejercer su oposición». Iceta reiteró que, en todo caso, los siete diputados del PSC votarán no a Rajoy, como los socialistas vascos, cántabros y baleares.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El PSOE andaluz prepara el comité federal y plantea ya dejar gobernar al PP