Podemos, En Marea y los separatistas boicotean el Día de la Fiesta Nacional

Rajoy coincidirá con Javier Fernández y Susana Díaz en los actos de Madrid

;
Pintadas en la estatua de Colón de Barcelona: «Nada que celebrar» El emblemático monumento de la ciudad condal ha amanecido con manchas de pintura simulando sangre y consignas contra la festividad del 12 de octubre

madrid / la voz

Unidos Podemos y sus confluencias, En Marea, los independentistas catalanes y el PNV no asistirán a los actos de hoy de la Fiesta Nacional, ya que la consideran caduca y franquista. Estos partidos representados en el Congreso no consideran que la fecha del 12 de octubre sea motivo de celebración, sino todo lo contrario. El Día de la Fiesta Nacional está regulada por la ley 18/1987, de 7 de octubre, que en su exposición de motivos explica que «la fecha elegida, el 12 de octubre, simboliza la efemérides histórica en la que España, a punto de concluir un proceso de construcción del Estado a partir de nuestra pluralidad cultural y política, y la integración de los reinos de España en una misma monarquía, inicia un período de proyección lingüística y cultural más allá de los límites europeos».

Antipatriotas con esmoquin

Pablo Iglesias, líder de la tercera fuerza nacional, volverá este año a plantar al rey y no asistirá ni al desfile militar ni a la posterior recepción en el Palacio Real. Tampoco irá a la entrega de los premios Princesa de Asturias que tendrá lugar el próximo día 21. «No tengo por qué ir a ninguna recepción para demostrar que yo respeto a mi patria. Yo respeto a mi patria defendiendo a la gente que no tiene trabajo, que desahucian o cortan la luz», ha dicho para justificar su ausencia. Y ha lanzado un dardo contra los que acudan: «Que no se ofendan, pero esa recepción estará llena de antipatriotas por muchos uniformes, por mucho esmoquin y por muchas corbatas que lleven».

IU pidió ayer suprimir el desfile militar en los actos oficiales del Día de la Fiesta Nacional en una proposición no de ley registrada en el Congreso por Alberto Garzón y Miguel Ángel Bustamante. La portavoz parlamentaria de En Marea, Alexandra Fernández ha calificado de «triste» que se celebre el día que dio paso a la «masacre de miles de personas» en América Latina. «Nosotros no pintamos nada en el día de la raza», ha asegurado el portavoz adjunto de ERC, Gabriel Rufián, aludiendo a su connotación franquista. Su homólogo de la antigua Convergència, Carles Campuzano, en la misma línea, ha declarado que «el discurso de la hispanidad ha estado demasiado contaminado por el franquismo». Aitor Esteban (PNV) asegura que su partido no celebra el 12 de octubre porque «no lo siente como propio».

Tampoco asistirá la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que viaja hoy mismo a Bogotá (Colombia) para asistir a la Asamblea Mundial de Líderes Locales y Regionales. «Es importante que todo el mundo sepa que lamento no poder asistir este año al desfile», ha asegurado.

El origen de la fiesta, que anteriormente recibió el nombre de Día de la Raza -hasta 1957- o Día de la Hispanidad -hasta 1987-, se remonta a 1918, cuando se instituyó bajo el reinado de Alfonso XIII.

Desfile de bajo coste

El Día de la Fiesta Nacional, que se celebrará por primera vez con un Gobierno en funciones, contará con el tradicional desfile y homenaje a los caídos, en un acto presidido por los reyes, una recepción en el Palacio Real y la apertura de museos e instalaciones militares. El Ministerio de Defensa destina unos 800.000 euros al conjunto de actos organizados en toda España, una cifra similar a la del año pasado y de la que la mitad corresponde al acto central, en Madrid, un 82 % menos que en el 2011. Acudirán los presidentes del Congreso y del Senado, los ministros en funciones, y diversas autoridades nacionales, autonómicas y locales.

Uno de los focos de atención de los actos será la presidenta andaluza, Susana Díaz, que ha confirmado su asistencia, en pleno debate en el PSOE sobre la abstención o no en la investidura de Rajoy. Por parte del PSOE asistirá, previsiblemente, el presidente de la gestora, Javier Fernández, quien también está invitado por su condición de presidente autonómico.

Un juez obliga al Ayuntamiento de Badalona a que respete la festividad del 12 de octubre

Las puertas del Ayuntamiento de Badalona (Barcelona) no abrirán hoy al público como pretendía el equipo de gobierno. La alcaldesa de la ciudad, la tercera más poblada de Cataluña, había decidido declarar día laborable el 12 de octubre porque consideraba que una localidad que cree en la cultura de la paz no puede celebrar el «genocidio» de indígenas americanos ni una efemérides que aún se asocia al franquismo. También argumentó que la fiesta no tiene arraigo en la localidad, algo que contrasta con un hecho histórico, como fue que los Reyes Católicos recibieron a Colón de su primer viaje al Nuevo Mundo en el monasterio de San Jerónimo de la Murtra, en Badalona. La intención de Dolors Sabater, que gobierna con una amalgama de fuerzas de izquierdas en las que están Guanyem Badalona (Podemos), Iniciativa y Esquerra, y que cuenta con el apoyo externo de la CUP y el PSC, era que los funcionarios que lo desearan ocuparan sus puestos de trabajo. Sin embargo, la Delegación del Gobierno en Cataluña presentó el lunes un recurso y el juez le ha dado la razón. Las oficinas municipales por tanto deberán permanecer cerradas por orden judicial. El magistrado cree que si permitiera su apertura y autorizara a los empleados ir a su puesto de trabajo podría perjudicar el interés general porque festivos como el 12O están fijados en el calendario laboral por razones sociales y culturales que podrían ser vulneradas, y porque entiende que podría poner en riesgo la libertad ideológica de sus trabajadores. Sabater había amenazado con desobedecer la decisión del juez, pero al final acatará la orden.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Podemos, En Marea y los separatistas boicotean el Día de la Fiesta Nacional