Pablo Casado, sobre el «powerpoint» del PP: «No me consta. Yo en el 99 estaba en COU»

Europa Press

ESPAÑA

En el año 1999 el PP envió instrucciones a decenas de alcaldes para enseñarles a financiar irregularmente sus campañas electorales

10 oct 2016 . Actualizado a las 17:01 h.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha asegurado que a la dirección nacional del Partido Popular no le consta el «powerpoint» del año 1999 con instrucciones a alcaldes sobre supuesta financiación ilegal durante la época de la trama de corrupción Gürtel que se ha conocido este lunes. Es más, ha añadido que por esa fecha él estaba cursando COU. El diario El Mundo informa en su edición de hoy que decenas de alcaldes del PP aprendieron a financiar irregularmente sus campañas electorales durante los años de la trama Gürtel gracias a un detallado powerpoint explicativo. Según añade, los responsables nacionales del PP trasladaban verbalmente a los líderes regionales las directrices básicas para superar el límite de gasto sin ser descubiertos por el Tribunal de Cuentas.

«No me consta y no tenemos nada que decir. En el año 99 yo estaba en COU, creo. Pero desde luego, lo de la instrucción sobre la financiación legal o ilegal es algo que valora quien firma esa información. A nosotros no nos consta y no vamos a valorarlo», ha declarado Casado en una rueda de prensa tras la reunión del comité de dirección que ha presidido Mariano Rajoy.

Preguntado si algún dirigente del PP de aquella época pudo dar o conocer alguna instrucción a los alcaldes, dado que hay cargos que siguen en la cúpula (Javier Arenas o el propio Mariano Rajoy), el responsable de Comunicación del partido ha insistido en que no entran a valorar esa información porque no les «consta». «No sabemos si se refiere a una organización en concreto y además, si podemos decir que el análisis que saque de la misma no tiene que ser necesariamente que se explique cómo hacer algo ilegal sino cómo hacerlo de forma legal», ha apostillado, para agregar que no le costa que sea una remisión de documentación «oficial» y por eso no quieren «valorarla».