El PNV no veta ninguna opción de pacto para lograr un acuerdo «fuerte y estable»

Hoy inicia los contactos con los otros partidos y espera tener Gobierno en noviembre


redacción / la voz

Al día siguiente de haber ganado las elecciones en el País Vasco con 29 diputados y a falta de 9 para la mayoría absoluta, el PNV ha empezado a gestionar el triunfo con satisfacción, pero a su vez con cautela. Lo que tiene claro, y así lo expuso ayer la ejecutiva de la formación, es que buscarán un acuerdo lo más «fuerte, estable, integrador y plural posible.» Echando mano de la transversalidad y su apuesta por la centralidad, el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado que para la formación de Gobierno «todas las hipótesis son posibles» y su partido carece de «vetos o exclusiones» respecto a otros. Las urnas, según él, les han permitido buscar socios para explorar un pacto, acuerdo o compromiso.

La intención del PNV es comenzar hoy mismo los contactos con el resto de partidos para discutir programas electorales, pues, según dijo Ortuzar, «no tienen ninguna preferencia» y «todas las hipótesis» son posibles, desde un pacto de investidura, un acuerdo de legislatura o gobernar con acuerdos puntuales. El líder peneuvista recordó que en la pasada legislatura, el PNV alcanzó un acuerdo de estabilidad presupuestaria y fiscal con el PSE -en el que también participó el PP-, mientras que con Bildu pactó la aprobación de la Ley Municipal. Y resaltó que ahora «salvo Podemos, todos los partidos han mostrado su intención de llegar a acuerdos con el PNV». Ortuzar también puso de manifiesto que la intención es formar Gobierno cuanto antes y avanzó que a mediados de noviembre o finales de ese mes podría estar ya configurado, una vez que el Parlamento vote al lendakari.

El propio Ortuzar e Iñigo Urkullu serán los encargados de negociar con el resto de partidos, en base al programa del PNV y a las propuestas del resto de partidos, pero sobre todo se centrarán en lograr «estabilidad y gobernabilidad» y con la mejora económica, la paz y la convivencia y el avance en el autogobierno como ejes.

Críticas a Bildu y Podemos

Ortuzar utilizó la rueda de prensa para analizar los resultados electorales, quizás más los ajenos que los propios. Si EH Bildu, segunda fuerza en el Parlamento vasco con 21 escaños (tenía 17) ha salvado los muebles es por haber echado mano de «un mensaje más cercano a la centralidad y más posibilista», dijo. A Podemos lo acusó de haber utilizado un lenguaje «evanescente», y le recomendó «humildad y realismo» después de haber fracasado en su intento de «desalojar al PNV y liderar el cambio». Del PSE y el PP afirmó que «están fuera de la realidad vasca» y «en un declive paulatino».

El cabeza de lista por Vizcaya, Josu Erkoreka, recordó que el objetivo es buscar un acuerdo «lo más plural e integrador posible». Y aunque tampoco él fijó una meta del tipo de pacto que le gustaría, sí lo hizo el líder peneuvista en Guipúzcoa. Joseba Egibar apostó por un Ejecutivo del PNV en solitario, «Los números dan para hacer un Gobierno en solitario. Se podría repetir el acuerdo con el PSE, pero siempre que no sea excluyente con otras formaciones», afirmó. La presidenta de la ejecutiva del PNV, Itxaso Atutxa, ha afirmado que tratarán de «buscar la máxima estabilidad para el Gobierno».

El viernes será cuando se confirmen los resultados tras el recuento de votos de los residentes en el extranjero, pues de momento el escaño que en la noche del domingo estuvo bailando del PNV a Bildu y que finalmente se adjudicó a la candidatura de Iñigo Urkullu por 80 votos de diferencia en Vizcaya podría volver a la formación aberzale en detrimento de la nacionalista, que se quedaría con 28. Este panorama sí podría modular las posturas, pues el sistema electoral vasco evita el bloqueo y permite resultar triunfador al candidato que obtenga el mayor número de votos de los emitidos en segunda votación.

Eh Bildu insiste en un tripartito con PNV y Podemos

Arnaldo Otegi afirmó ayer que sería «una mala noticia» que EH Bildu tuviera que presentar una candidata a lendakari porque su apuesta es alcanzar un acuerdo «estable» con Podemos y el PNV, al que facilitaría la investidura. Otegi compareció en San Sebastián acompañado de las cabezas de lista de la formación aberzale para volver a emplazar al PNV a construir una mayoría absoluta de 57 escaños con la coalición y con Podemos. Ha admitido que el PNV puede rechazar este planteamiento y apostar por el acuerdo ya vigente con el PSE-EE, pero abocaría al País Vasco, a su juicio, a una legislatura «para mantenernos en el mismo sitio» y no avanzar en materia de autogobierno, derechos sociales y convivencia. Otegi ha afirmado que EH Bildu está abierta a distintas posibilidades, desde un acuerdo de Gobierno tripartito hasta un pacto de legislatura o, incluso, acuerdos puntuales en el Parlamento. 

Elkarrekin Podemos opta por una oposición constructiva

Elkarrekin Podemos ha descartado pactos con el PNV y hará una oposición «diferente, constructiva y firme en sus convicciones, y capaz de generar al mismo tiempo más ilusión y más confianza», según afirmó ayer su director de campaña, Eduardo Maura. Su secretaria general, Nagua Alba, ha anunciado que a finales de esta semana se convocará una reunión del consejo ciudadano para hacer «un análisis más profundo y una valoración más exhaustiva» de los resultados. De momento, ha adelantado que descartan pactar con los nacionalistas de Urkullu, y que el PSE-EE, «como socio tradicional del PNV, tendrá que tomar sus decisiones y asumir qué niveles de coherencia aspira a tener respecto a la campaña que ha llevado a cabo». La responsabilidad ahora de Elkarrekin Podemos, ha remarcado, es «la de ser una fuerza de la oposición diferente, constructiva y firme en sus convicciones».

PSE-EE: «No nos consideramos el socio preferente»

El diputado electo y portavoz del PSE-EE en el Parlamento Vasco la pasada legislatura, José Antonio Pastor, ha considerado, en relación con las negociaciones que abrirá el PNV para buscar acuerdos, que el PSE-EE nunca se ha considerado el «socio preferente» de esa formación, pese al acuerdo de estabilidad de la pasada legislatura y a gobernar en coalición en diputaciones y ayuntamientos. Ha recordado que con su «magnífico resultado,» el PNV tiene el «campo abierto» para buscar acuerdos y que es a los nacionalistas a quienes corresponde llevar la iniciativa. «La gobernabilidad no es una prioridad ahora para los socialistas vascos, le toca hablar al PNV», ha concluido. Por su parte, la secretaria general del PSE-EE y candidata a lendakari, Idoia Mendia, ha reconocido que su partido ha obtenido «un mal resultado». Y ha advertido de que el mapa político resultante obliga a «dialogar y a buscar acuerdos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PNV no veta ninguna opción de pacto para lograr un acuerdo «fuerte y estable»