El pasajero que saltó a la pista en Barajas puede enfrentarse a una sanción de hasta 45.000 euros

Desde Aena explican que, tras pasar los controles y pensando que iba a perder su vuelo, accionó una alarma contra incendios en una puerta de embarque, lo que provocó la apertura de la misma y le permitió acceder a un finger


El pasajero que saltó a la pista del aeropuerto de Barajas desde un finger el pasado viernes 5 de agosto se podría enfrentar a una sanción de entre 60 y 45.000 euros, según informaron fuentes de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

La Guardia Civil ha denunciado por una infracción de la Ley de Seguridad Aérea del 2003 al pasajero. Su comportamiento, que fue grabado por algunos empleados de la terminal T1 de Barajas con sus teléfonos móviles, ha sido puesto en conocimiento de la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), competente para dictar la correspondiente sanción.

Fuentes de Aena han explicado que el pasajero pasó los controles de seguridad pertinentes, pero en un momento dado pensó que iba a perder su vuelo y accionó una alarma contra incendios en una puerta de embarque, lo que provocó la apertura de la misma y le permitió acceder a un finger (pasarela que enlaza la terminal con los aviones).

Una vez atravesado el finger, y según se puede ver en el vídeo grabado por un trabajador, el hombre saltó desde la plataforma hasta la pista y se acercó a un vehículo para preguntar a un empleado de Barajas por su vuelo. El hombre consiguió volver a la terminal y llegar hasta la puerta de embarque de su vuelo, y logró acceder al avión y viajar hasta su destino, Gran Canaria.

Tras conocer los hechos, los agentes de la Guardia Civil de Barajas avisaron a sus compañeros del aeropuerto de Gran Canaria para que este viajero, un ciudadano extranjero, fuera identificado. Las fuentes de la Guardia Civil en Madrid  no han precisado por qué infracción concreta de la Ley 21/2003 ha sido denunciada esta persona, más allá de insistir que se tramitará por el procedimiento sancionador administrativo.

No obstante, el artículo 48.3.2º de la Ley de Seguridad Aérea califica como «infracción muy grave en relación con el funcionamiento y uso de los aeropuertos de interés general (...) el acceso no autorizado a la zona de operaciones y a las zonas restringidas de los aeropuertos». La citada ley castiga las infracciones prevista en su articulado con este rango de multas: de 60 hasta 45.000 euros, las leves; de 45.001 a 90.000 euros; y de 90.001 a 225.000 euros, las muy graves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El pasajero que saltó a la pista en Barajas puede enfrentarse a una sanción de hasta 45.000 euros