Los soberanistas caen y podrían perder la mayoría en el Parlamento catalán

Los partidarios de la independencia superan a los contrarios, según el CEO

Barómetro en Cataluña Barómetro en Cataluña

bARCELONA / cOLPISA

Si hoy se celebrara un referendo de autodeterminación en Cataluña, el sí ganaría con un 47 % de los votos, frente al 42 % que obtendría el no, según el informe de julio del Centre d’Estudis d’Opinió (CEO), el CIS catalán.

Se trata de un cambio de tendencia, pues en marzo las fuerzas estaban casi igualadas y la última vez que los sondeos oficiales de la Generalitat registraron una victoria del sí a la secesión fue en octubre del 2014, justo después de la celebración de la consulta del 9N.

El aumento del independentismo no se traduce, en cambio, en una mejora de los resultados electorales de los partidos secesionistas. En caso de que Carles Puigdemont no supere la moción de confianza de septiembre y, por tanto, tenga que anticipar los comicios, el CEO del mes de julio apunta una nueva victoria de Junts pel Sí, pero casi con el mismo resultado o incluso peor que en el 27S. Partit Demòcrata Catalá -nueva denominación de Convergència- y Esquerra obtendrían entre 60 y 62 escaños (ahora tienen 62), mientras que la fuerza que pierde empuje es la CUP, que de 10 diputados pasaría a 6 u 8. Los secesionistas, por tanto, estarían en disposición de perder la mayoría absoluta de la que ahora disponen. Es un aviso demoscópico, que puede ser relevante en las negociaciones que Puigdemont y la CUP iniciarán la semana que viene para la cuestión de confianza.

Ciudadanos perdería posiciones y de 25 pasaría a 21-18. Quien se convertiría en la segunda fuerza de la Cámara catalana sería Catalunya Sí Que Es Pot, que doblaría sus actuales once parlamentarios. El PSC se quedaría en los 16 actuales y el PP también repetiría los 11 que obtuvo el 27S.

En relación con el apoyo al independentismo, el CEO ha ido variando con el tiempo el enunciado que realiza para conocer el número de partidarios de la secesión. Desde que en febrero del 2015 introdujo la formula «¿Quiere que Cataluña sea un Estado independiente?», nunca hasta ahora el sí se había impuesto al no. La mayor diferencia entre ambas opciones se produjo hace un año. Entonces, los favorables a la secesión se situaron en el 42,9 %, mientras que los contrarios a la independencia superaron el 50 %. Con otra pregunta similar, en octubre del 2012, después de la primera gran manifestación de la Diada, fue cuando el apoyo a la independencia alcanzó su récord histórico: el 57 %, frente al 20 % que la rechazaba.

El director del CEO, Jordi Argelaguet, apuntó ayer que la explicación al crecimiento de cinco puntos en el número de secesionistas puede encontrarse en el comportamiento de los votantes de En Comú Podem. A su juicio, una parte del electorado catalán de Podemos habría abrazado el secesionismo, tras constatar que después de las elecciones del 26J no es posible articular una mayoría en el Congreso a favor del referendo de autodeterminación.

El independentismo también sale reforzado en la otra pregunta sobre el modelo territorial que plantea el cuestionario y que, en este caso, no ha variado desde el 2006. Así, ante el interrogante de «¿qué cree que debería ser Cataluña?», el 41 % apuesta por un Estado independiente (tres puntos más que en el pasado mes de marzo), el 26 % se decanta por una autonomía (un punto más), un 26 % por un Estado dentro de una España federal (seis puntos menos) y un 4 % por una región española (igual que en marzo). En todo caso, son más quienes optan por permanecer en España.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los soberanistas caen y podrían perder la mayoría en el Parlamento catalán