Rota y Morón, estratégicas para el Mediterráneo y África

España ha dejado de ser una zona de tránsito y apoyo logístico para Estados Unidos para convertirse en un lugar estratégico

Colpisa
Madrid

En menos de cinco años España ha dejado de ser una zona de tránsito y apoyo logístico para las fuerzas militares de Estados Unidos para convertirse en un lugar estratégico de seguridad y defensa tanto naval como aéreo. Esta transformación, auspiciada por los dos últimos Gobiernos, ha afianzado las relaciones bilaterales hasta extremos desconocidos en los últimos 60 años. El dato más elocuente es que en este lustro se ha cuadruplicado la presencia de militares estadounidenses en las bases de soberanía española cedidas a nuestro «aliado preferente», Rota y Morón de la Frontera, por las cuales no pagan ningún canon de alquiler o arriendo. El punto de inflexión fue en octubre del 2011. Una fecha histórica para las relaciones militares de ambos países. El entonces presidente en funciones José Luis Rodríguez Zapatero hizo un viaje imprevisto a Bruselas, sede de la OTAN, para anunciar un acuerdo sobre desarrollo de capacidades de defensa, y la cesión de la base gaditana de Rota para ubicar el principal componente naval del sistema de defensa antimisiles de la OTAN. En términos prácticos, este anuncio significaba el despliegue de cuatro destructores estadounidenses. El acuerdo fue ratificado por mayoría en el Congreso.

El escudo antimisiles incluye sensores e interceptores dirigido a neutralizar la amenaza que supone la proliferación de misiles balístico y su objetivo era reforzar la seguridad del Mediterráneo. Más de 30 países disponen de misiles balísticos de corto y medio alcance (hasta 3.000 kilómetros), un tipo de armamento manipulable para ser cargado con armas de destrucción masiva y alcanzar territorio europeo en pocos minutos. A ello se suma la creciente amenaza de que actores no estatales o grupos terroristas también los tengan o estén tratando de conseguirlos.

Aumento de efectivos

Mientras que el convenio militar de Rota está bajo el paraguas de la OTAN, en el caso de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla) es un acuerdo bilateral vigente desde 1988. Los terrenos militares son de uso compartido y las tropas estadounidenses tienen destacada una fuerza de intervención rápida ante situaciones de crisis en el norte de África y Oriente Medio.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Rota y Morón, estratégicas para el Mediterráneo y África