El PSOE asegura que pasar de Rajoy a Iglesias en la Moncloa sería «ir de mal en peor»

Enrique Clemente Navarro
enrique clemente MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

MORELL | EFE

Podemos anuncia que el 26J llamará a los socialistas a negociar

23 jun 2016 . Actualizado a las 11:01 h.

La difusión de las grabaciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, en las que supuestamente tratan de incriminar en asuntos de corrupción a políticos independentistas catalanes, acaparó ayer la campaña electoral. No dejó casi ningún espacio para lo demás. Pero los socialistas no desperdiciaron la jornada para, al mismo tiempo que exigían la dimisión del ministro, apuntar hacia Unidos Podemos en una escalada que va a más según se acerca la cita con las urnas del próximo domingo y después de que las encuestas pronostiquen de forma unánime el sorpasso, es decir que el PSOE quedaría relegado a la tercera posición. 

Las verdaderas intenciones

Pedro Sánchez ha dejado claro que no hará presidente del Gobierno a Pablo Iglesias si mantiene su apuesta por el derecho de autodeterminación de Cataluña, el País Vasco y Galicia y mantiene su programa económico que considera «inviable» y que pondría en riesgo el bienestar de los españoles. El líder socialista se centró ayer en golpear a Mariano Rajoy, pero también tuvo tiempo de asegurar que la «verdadera intencionalidad» de Iglesias «es que haya una gran coalición entre PP y PSOE para ocupar todo el espacio de la izquierda». No se quedó ahí, reiteró que no excluirá a ninguna fuerza del cambio y que, por tanto, está dispuesto a hablar con Podemos después de las elecciones del 26J, pero no «sobre la independencia de los jueces y los fiscales como propuso (Juan Carlos) Monedero», ni sobre el incremento «explosivo» del gasto que «llevaría a una confrontación con Bruselas» ni sobre la fragmentación de la soberanía nacional. «Seis meses después, sé perfectamente cuáles son las líneas rojas de Iglesias», afirmó. 

Pasar de un problema a otro

«Que tengan claro los votantes progresistas que la única solución es el PSOE, no podemos pasar de un problema a otro», remarcó. Según Sánchez, Iglesias propone «un cambio que resta» y quienes quieran cambiar de verdad tienen la «opción moderada y sensata del centro izquierda.

En esa misma línea, se manifestó el portavoz parlamentario, Antonio Hernando, que afirmó que no es razonable que España esté condenada a pasar de Rajoy a Pablo Iglesias, porque significaría «ir de mal en peor».

El exvicepresidente del Gobierno y exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, también apuntó hacia Unidos Podemos, que dijo tiene «un proyecto que rompe España». Además, rechazó la «falsa disyuntiva» entre el PP y Unidos Podemos. «Entre Pablo y Mariano, Pedro», aseguró. Explicó que ese «debate falso» lo ha lanzado el PP, señalando a Podemos como «su adversario» para movilizar con el «miedo» a su electorado, lo que «a Podemos le viene muy bien».

Por su parte, Iglesias afirmó que, si se confirma lo que prevén todas las encuestas, intentará contactar la misma noche electoral con Sánchez para formar un «gobierno de coalición progresista inmediatamente. De nuevo evitó atacar al PSOE, al que considera un futuro aliado. «Creo que vamos a tener un resultado que va a permitir pensar inmediatamente en un Gobierno de coalición progresista y nosotros vamos a tender la mano al PSOE desde el minuto cero», afirmó. 

Los de siempre

Esa estrategia se puso de manifiesto en el vídeo que difundió ayer la coalición, titulado No te quedes en casa», en el que apela a acudir las urnas «porque con esta ley no ir a votar es que tu voto vaya a los de siempre». Pero los políticos que aparecen son Mariano Rajoy, María Dolores de Cospedal, José María Aznar, Rodrigo Rato y Esperanza Aguirre, así como Rita Barbera y Luis Bárcenas. Sin embargo, el vídeo de los socialistas acusa directamente a Podemos de engañar a los ciudadanos. «Esta es la papeleta con la que te dijeron que todo cambiaría. Tú dijiste que sí y ellos votaron que no. Que no vuelvan a decidir por ti. Di sí al cambio», concluye.

El número dos y secretario político de Podemos, Íñigo Errejón, siguió en la misma línea que mantiene su partido, considerar únicamente al PP como su adversario político para fomentar la polarización y buscar el voto útil de la izquierda. Ayer acusó al ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, de amenazar con «el grifo» de la financiación autonómica a las comunidades autónomas en función de su signo político. Errejón señaló en su visita a Alicante que un gobierno del cambio debe solucionar «en cinco días» a partir del próximo domingo 26 de junio la infrafinanciación autonómica que padece la Comunidad Valenciana.