El ministro: «Nadie va a sospechar que sale de la policía»

Enrique Clemente Navarro
enrique clemente MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Alejandro García | EFE

Las conversaciones que mantuvieron Jorge Fernández Díaz y el director de la Oficina Antifraude en Cataluña, Daniel de Alfonso

23 jun 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Las conversaciones que mantuvieron Jorge Fernández Díaz y el director de la Oficina Antifraude en Cataluña, Daniel de Alfonso, tuvieron lugar en el despacho del ministro el 2 y el 16 de octubre del 2014, a menos de un mes de la celebración de la consulta del 9N convocada por la Generalitat. Esta grabación del 2 de octubre se refiere a la familia del líder de ERC, Oriol Junqueras.

Daniel de Alfonso. Nosotros estamos investigando cosas de Esquerra, pero son muy débiles. Esa es la verdad, ministro, son de Cespa (empresa del grupo Ferrovial), pero no acabamos de? Tenemos cuatro adjudicaciones al hermano de Oriol Junqueras. Yo estoy intentado convencer ahora al Grupo Planeta para que me haga una investigación (...) para que alguien me lo averigüe como tal, que es un enriquecimiento en el municipio de Puigcerdà del padre de Oriol Junqueras con temas de terrenos y demás.

J. Fdez. Díaz. :¿Es endeble?

D. A. Es endeble. Hubo unos picos en la época del tripartito de subvenciones. Estamos haciendo una comparación por municipios que ha gobernando Esquerra, no han tenido esos picos, los han tenido a lo mejor en los que gobernaba el PSC.

J. F. D. Yo es que lo que sé es que el volumen de facturación de Cespa por la vía de concesiones, subvenciones....

D. A. Sí, sí, hubo tres años que se disparó.

J. F. D. Se disparó y eso... No podemos olvidar que estamos hablando del hermano de Junqueras.

También hay referencias a políticos de CDC.

J. F. D. Es que son dos hermanas, dos cuñadas de Felip Puig, y Homs, por el otro. Hombre?

D. A. Metamos la presión, pero en un tú a tú; metamos la presión en un tú a tú. (...). Ellos tienen TV3, ellos tienen allí los diarios y lo que van a hacer es que la gente encima se encabrone más. Yo creo que si eso tiene que salir, que sea una vez que esté bien atado, que esté amarrado. Si eso llega al juzgado, ya no pueden decir que no; eso ya está en un juzgado...

En otro momento, el ministro dice: «Lo ideal es: si eso está en el juzgado y sale, nadie va a sospechar que sale de la policía ni de investigaciones policiales; nadie va a sospechar».