Fernández Díaz, al jefe antifraude de Cataluña: «Esto la Fiscalía te lo afina»

La Voz

ESPAÑA

Quique García | efe

Nuevas grabaciones secretas, hechas públicas por el diario «Público», revelan la intención del ministro del Interior de presionar al órgano judicial para que emprenda investigaciones comprometedoras

23 jun 2016 . Actualizado a las 10:38 h.

Jorge Fernández Díaz intentó defenderse ayer aferrándose a que la filtración de sus entrevistas con el jefe de antifraude de Cataluña respondía a una conspiración. A que sus palabras estaban tergiversadas, sacadas de contexto. Aseguró que no pensaba dimitir, que no iba a darle «ese gusto al independentismo». Poco después, Público revelaba nuevos fragmentos de sus conversaciones para desprestigiar a líderes políticos catalanes que ponen al ministro, más si cabe, contra las cuerdas. 

En los nuevos extractos,  Fernández Díaz y Daniel de Alfonso hablan sobre unos expedientes, firmados por Homs, de dos nombramientos presuntamente irregulares, los de dos cuñadas de Felipe Puig. El ministro, visiblemente interesado, insiste en su publicación, a pesar de que su interlocutor le avisa de cuánto le perjudicaría que tales documentos viesen la luz: «A mí me mata, porque esto se puede publicar si quieres, ministro... si quieres que se publique, yo me comprometo a que se publique, pero déjame que antes cierre el expediente (...) Y tres, dos meses después, un periodista lo averigua. Pero ahora... es que ahora no lo tengo cerrado ni asignado...». Al ministro le da igual: «Esto la Fiscalía te lo afina, hacemos una gestión».

La charla continúa en la misma línea: «Yo puedo hacer la gestión con el fiscal general. Decirle: 'Mira, hay esto. Y mira a ver oye si esto tal... ¿no? Pero, claro, me va a pedir documentos», insiste Fernández Díaz. Y cuanto más presiona -«Esto es un torpedo a la línea de flotación...», señala-, De Alfonso más se agobia, intentando encontrar una forma de hacer pública la información que no apunte directamente hacia él. «Yo creo que, si salen, mejor que haya ido primero a la Fiscalía -le dice al ministro-. Lo ideal es: si eso está en un juzgado y sale, nadie va a sospechar que sale de la Policía ni de investigaciones policiales; nadie va a sospechar. Eso sí, los funcionarios de turno, el periodista gacetillero que está siempre por ahí, el amigo del fiscal...».