Una testigo implica a De Gea e Iker Muniain en el caso del empresario porno Torbe

La joven asegura que en el 2012 fue obligada a mantener relaciones con Iker Muniain y otro futbolista contra su voluntad, después de que el portero contratara los servicios


Redacción

Una de las testigos protegidas del caso que investiga los delitos del empresario del porno Ignacio Allende Fernández, conocido como Torbe -encarcelado por supuesta trata con fines de explotación sexual, agresión sexual, pornografía infantil y prostitución- ha implicado en el caso a dos conocidos futbolistas españoles: el portero titular de la Selección Española, David de Gea, y el delantero del Athletic de Bilbao, Iker Muniain.

Según informa Europa Press, el relato de la testigo -captada por la red de Torbe- es considerado por la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Policía Nacional de un «alto grado de credibilidad» y además las fuerzas de seguridad descartan «intereses que pudieran existir de desacreditar a las personas denunciadas por razones económicas o personales».

La declaración que ofreció la víctima de la red de Torbe incluye toda una serie de episodios de vejaciones por parte de la red. Pero uno de los que más ha llamado la atención de los agentes incluye el nombre de Iker Muniain. Según la joven, el jugador del Athletic de Bilbao se encontró con ella en el año 2012 en un céntrico hotel de cinco estrellas en el centro de Madrid. Torbe fue el encargado de intermediar entre la víctima y el jugador. Al parecer, el director porno condujo a la joven hasta el hotel con la promesa de que cobraría mucho dinero. Una vez en la habitación, la testigo declara que se encontró con otra mujer y dos futbolistas.

«Tras dejar a TP3 (nombre que recibe en los informes la joven protegida) en la habitación con otra chica, Torbe le manifestó que tenían que estar con los futbolistas, teniendo que acceder a todo lo que ellos quisieran y que cobrarían bastante dinero. Ante la negativa de TP3, Torbe la cogió fuertemente del brazo, no dejando réplica alguna, teniendo que acceder a realizar todo lo que ellos quisieran, manteniendo relaciones sexuales con la chica nueva y con ella», es la declaración que se incluye en el informe, donde además se describe la situación que ambas jóvenes vivieron esa tarde: «Tanto la otra chica como TP3 fueron abusadas sexualmente por parte de los chicos, ya que si se negaban eran agredidas físicamente por ambos, así como tras finalizar con los deseos sexuales de ambos futbolistas, estos profirieron amenazas para que todo lo sucedido en esa habitación de hotel nunca saliera a la luz. Ni TP3, ni la otra chica que estuvo en esa habitación cobraron nada por todas las agresiones físicas, sexuales... recibidas, llevándose todas las ganancias Torbe».

Los datos ofrecidos por la declarante en un primer momento incluían detalles sobre la agresión, pero no sobre las identidades de los acusados. Según El diario, los nombres no fueron desvelados hasta el 6 de mayo, cuando en dependencias policiales, la joven desveló estos datos. Según sus palabras, fueron Iker Muniain y un segundo jugador también de la selección sub 21 los que agredieron a las chicas. El papel de De Gea fue de intermediario, pues al parecer habría sido el encargado de pactar la cita con el propio Torbe. Sobre la identidad de ese segundo jugador han salido varios nombres en las últimas horas. El Confidencial asegura que el otro futbolista sería el jugador del Real Madrid Francisco Román Alarcón Suárez, más conocido como Isco. Según las fuentes de este diario, la testigo asegura que llegó a mantener relaciones con ambos.

La testigo protegida asegura que nada más entrar en la suite, dejó claro ante Torbe y los otros dos futbolistas que ella no quería participar, una petición que pasaron por alto. Además, asegura que los dos jugadores internacionales pidieron en varias ocasiones que no se hiciera ninguna grabación que pudiera afectar posteriormente a sus carreras.

Antes de que se produjera la segunda declaración ante la policía, la testigo protegida intentó contactar con De Gea a través de whatsapp para que este indentificase al otro jugador que había participado en el encuentro. Además, pidió que detallase cuánto había pagado por el servicio, ya que ella no había recibido ni un solo euro. Los únicos detalles sobre la segunda identidad son pocos. La mujer duda del nombre de este. Solo recuerda que iba lesionado y que De Gea le aseguró que era un jugador del Athletic de Bilbao. Esta es una pista algo confusa, ya que el pasado seis de mayo, la mujer confesó que el futbolista era de un equipo diferente que no coincide con estas pistas.

El contacto con De Gea, continuó

Los contactos entre la mujer y el futbolista de la selección continuaron. Según asegura ella, De Gea le escribió una vez más para preguntarle si estaría dispuesta a citarse con cinco jugadores del Manchester United, entre los que él estaba incluido. Sin embargo, no existe ninguna evidencia de que este encuentro tuviera finalmente lugar.

Tras saltar el escándalo, en Twitter han resucitado algunos mensajes que De Gea y Torbe intercambiaron en el pasado. 

Una menor en el caso

El portero de La Roja es citado en otra parte del sumario. Uno que incluye a una menor de edad. Según TP2 (como se la conoce en la investigación), fue drogada y violada al menos en dos ocasiones por Torbe. Después de uno de estos episodios, el empresario le hizo grabar varios vídeos que según el propio director porno iban a ser enviados a De Gea y otros jugadores del Athletic de Bilbao para concertar citas posteriormente con los interesados.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Una testigo implica a De Gea e Iker Muniain en el caso del empresario porno Torbe