Una testigo implica a De Gea e Iker Muniain en el caso del empresario porno Torbe

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

LUIS TEJIDO | EFE

La joven asegura que en el 2012 fue obligada a mantener relaciones con Iker Muniain y otro futbolista contra su voluntad, después de que el portero contratara los servicios

10 jun 2016 . Actualizado a las 19:44 h.

Una de las testigos protegidas del caso que investiga los delitos del empresario del porno Ignacio Allende Fernández, conocido como Torbe -encarcelado por supuesta trata con fines de explotación sexual, agresión sexual, pornografía infantil y prostitución- ha implicado en el caso a dos conocidos futbolistas españoles: el portero titular de la Selección Española, David de Gea, y el delantero del Athletic de Bilbao, Iker Muniain.

Según informa Europa Press, el relato de la testigo -captada por la red de Torbe- es considerado por la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Policía Nacional de un «alto grado de credibilidad» y además las fuerzas de seguridad descartan «intereses que pudieran existir de desacreditar a las personas denunciadas por razones económicas o personales».

La declaración que ofreció la víctima de la red de Torbe incluye toda una serie de episodios de vejaciones por parte de la red. Pero uno de los que más ha llamado la atención de los agentes incluye el nombre de Iker Muniain. Según la joven, el jugador del Athletic de Bilbao se encontró con ella en el año 2012 en un céntrico hotel de cinco estrellas en el centro de Madrid. Torbe fue el encargado de intermediar entre la víctima y el jugador. Al parecer, el director porno condujo a la joven hasta el hotel con la promesa de que cobraría mucho dinero. Una vez en la habitación, la testigo declara que se encontró con otra mujer y dos futbolistas.