Puigdemont se someterá a una moción de confianza tras tumbar la CUP sus presupuestos

El president de la Generalitat pretende comprobar si dispone de una mayoría parlamentaria suficiente como para seguir gobernando


El president de la Generalitat, Carles Puigdemont, se someterá a una moción de confianza en el Parlament de Cataluña el próximo mes de septiembre, para comprobar si dispone de una mayoría parlamentaria suficiente como para seguir gobernando. Así lo ha decidido después de que sus socios de Gobierno, la CUP, tumbaran sus Presupuestos en un movimiento que JxSí ha calificado de «deslealtad».

La decisión de Puigdemont ha sido la primera consecuencia del bloqueo iniciado hace ya unas semanas por parte de la CUP, que este miércoles tumbó cualquier posibilidad del gobierno catalán de sacar adelante el proyecto de sus presupuestos. El pleno del Parlament rechazó admitir a trámite las cuentas públicas presentadas por Junts pel Sí, con los votos en contra de Ciudadanos, PSC, Catalunya Sí que es Pot, PPC y los que hasta ahora eran sus compañeros en el ejecutivo, la CUP. 

Después de un largo y tenso debate, que duró casi seis horas, la CUP cumplió con todas sus amenazas y hacía efectivo su veto. El «no» rotundo del grupo antisistema ha dejado completamente solo en el camino al equipo de Puigdemont, abriendo así una importante crisis interna entre las dos fuerzas independentistas tan solo seis meses después del acuerdo que suscribieron para hacer posible la investidura de Carles Puigdemont como presidente catalán. 

Las enmiendas a la totalidad han sumado 72 votos, por encima de los 62 de Junts pel Sí, por lo que el proyecto presupuestario ha sido devuelto al Govern sin haber podido ser tramitado en el Parlament. Dado el rechazo a los presupuestos, es probable que el Govern opte por retirar el proyecto de ley de medidas fiscales y financieras, la conocida como ley de acompañamiento, que se iba a discutir justo a continuación.

Tras la votación, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha pedido la palabra para transmitir su opinión sobre las consecuencias del veto de la CUP. De nada han servido las apelaciones del vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Oriol Junqueras, a la CUP para que permitiera que el proyecto fuera admitido a trámite y se iniciara una negociación para introducir modificaciones vía enmiendas.

Junqueras ha alertado a la CUP de las «gravísimas» consecuencias sociales para los catalanes que tendrá no aprobar las cuentas. El portavoz adjunto de Junts pel Sí Roger Torrent ha ido más allá y ha denunciado las «falsedades» lanzadas por la CUP para justificar su enmienda a la totalidad, tras la cual el acuerdo de estabilidad entre las fuerzas independentistas «pende de un hilo».

En la defensa de la enmienda a la totalidad, la diputada de la CUP Eulàlia Reguant ha acusado al Govern de haber hecho unos presupuestos muy «continuistas», que «claudicaban» ante las exigencias del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, pero ha ofrecido pactar las cuentas correspondientes a 2017 y ha asegurado que el acuerdo de estabilidad con Junts pel Sí no está roto sino que ha «mutado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Puigdemont se someterá a una moción de confianza tras tumbar la CUP sus presupuestos