Rajoy ve en la crisis en Venezuela una amenaza para la seguridad de España

Enrique Clemente Navarro
Enrique Clemente MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Rajoy, el martes en Madrid
Rajoy, el martes en Madrid BENITO ORDOÑEZ

El Consejo de Seguridad Nacional analizará hoy la situación en el país sudamericano. Es la primera vez que se reúne este órgano desde que el Gobierno está en funciones

27 may 2016 . Actualizado a las 16:13 h.

Venezuela se ha convertido de forma sorprendente en el tema central de confrontación en la política española. Así está siendo desde que Albert Rivera viajó a Caracas para mostrar su apoyo a los opositores al Gobierno de Nicolás Maduro y, de paso, apuntar contra Podemos por la cercanía de los que hoy son sus principales dirigentes al régimen chavista. El país sudamericano va a seguir presente en la agenda nacional, ya que Mariano Rajoy, en plena contienda electoral, ha decidido incluir la grave situación que padece Venezuela entre las potenciales amenazas para la seguridad de España. Hoy presidirá el Consejo Nacional de Seguridad, que analizará, entre otros asuntos, la repercusión de la crisis venezolana, tras la instauración del estado de excepción por Maduro, en los 200.000 españoles que viven allí y en los intereses de las empresas que operan en aquel mercado. Entre ellas, algunas de primer nivel como Telefónica, Repsol, Iberia, Duro Felguera, el BBVA y Mapfre.

El PP ha liderado durante muchos meses el apoyo a la causa de la oposición venezolana y la exigencia a Maduro de liberar a los presos políticos. Asimismo, ha utilizado la estrecha colaboración de los dirigentes de Podemos con el chavismo para atacar a ese partido. Tras su visita a la capital venezolana, Rivera ha logrado ganar por la mano a los populares y acaparar el protagonismo en este asunto.

Venezuela sufre una grave crisis política, económica y social que se traduce en escasez de alimentos y medicinas, enfrentamiento civil e inseguridad ciudadana. La oposición, que controla la Asamblea Nacional tras ganar las elecciones, quiere convocar un referendo revocatorio para expulsar a Maduro del poder, pero este se niega a consentir este mecanismo legal que introdujo su antecesor, Hugo Chávez.