Investigan por qué los abogados de la infanta no avisaron del chantaje de Manos Limpias

La UDEF intenta aclarar por qué el equipo jurídico de Cristina de Borbón tardó seis meses en denunciar la extorsión


madrid / colpisa

La Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) parte de la premisa más que probada en las escuchas telefónicas, que la trama chantajista que encabezaban el presidente de Ausbanc, Luis Pineda, y el secretario general de Manos Limpias, Miguel Bernad, pidió tres millones de euros a los abogados de la infanta Cristina para retirar la acusación en el caso Nóos. Pero a partir de ahí hay dudas sin resolver acrecentadas por los pinchazos. Por qué el equipo jurídico de Miquel Roca tardó un mes en denunciar el último intento de extorsión de Pineda a través de La Caixa y el Sabadell. Por qué las personas cercanas a Roca no comunicaron a la policía el anterior intento de chantaje, seis meses antes. Por qué el abogado defensor de la infanta no denunció los primeros contactos hace un año con el entorno de Ausbanc y Manos Limpias, que ya reclamaban una «compensación económica» por sacar a la hermana de Felipe VI del banquillo.

La realidad es que las denuncias a la policía llegaron el 29 de marzo, cuando la UDEF ya conocía por los pinchazos los intentos de extorsión al equipo jurídico de Cristina de Borbón y, sobre todo, había multitud de filtraciones que apuntaban a que Pineda y Bernad estaban siendo investigados por sus chantajes a empresas, bancos y particulares.

De acuerdo con los documentos que obran en el sumario, Pineda comenzó la última campaña de extorsión a la infanta el 29 de febrero con una llamada a Jaume Giró, director general de la Fundación La Caixa, el centro de trabajo de Cristina de Borbón. La conversación quedó grabada, pero nadie denunció. El 14 de marzo, Pineda contactó con el director de la asesoría jurídica del Sabadell, Gonzalo Barettino, para que informara a Roca, que es secretario no consejero de ese banco, que él era la persona «idónea» para negociar. Barettino, según se infiere de los pinchazos, no cerró ninguna puerta. «Me dice Miquel Roca que sigamos hablando nosotros y que luego entra él. Ya sabes que Miquel Roca es un hombre muy mayor», explicó en la conversación intervenida. Acudió a la comisaría el 29 de marzo. Cuando los extorsionados fueron preguntados por la demora en denunciar los chantajes aseguraron que dejaron que los chantajistas se explayaran para saber de qué iba su oferta y poderla denunciar con mayor nivel de detalle.

Un directivo de Unicaja, imputado por pagar para proteger a su presidente

El juez Santiago Pedraz imputó (investigado en la terminología actual) por administración desleal al secretario general de Unicaja, Ángel Fernández Noriega. Lo acusa de haber pagado cerca de un millón de euros al presidente de Ausbanc, Luis Pineda, para que le retiraran la acusación en el caso de los ERE de Andalucía al presidente de la entidad, Braulio Medel.

Según la investigación, basada en pinchazos telefónicos, Manos Limpias, que ejercía la acusación popular bajo la tutela de Ausbanc, retiró los cargos a Medel después de que la caja abonara 617.127 euros. El juez sostiene que la «estrategia» de Pineda consistió en un «continuo intercambio de información con el secretario general de Unicaja» con el propósito de «preparar» la declaración de Medel, «confeccionando una intervención de Manos Limpias que se ajustara a sus intereses». Fernández lo negó todo e insistió en que los pagos a Ausbanc eran por contratos publicitarios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Investigan por qué los abogados de la infanta no avisaron del chantaje de Manos Limpias