Diego Torres pide personarse como acusación popular en el caso Manos Limpias

Su abogado, Manuel González-Peeters, ha solicitado al tribunal que juzga el caso Nóos que compruebe la veracidad del acta de la junta directiva con la que el sindicato avaló su personación en la causa


El exsocio de Iñaki Urdangarin, Diego Torres, ha pedido este martes personarse como acusación popular en la causa abierta a los líderes de Manos Limpias y Ausbanc, Miguel Bernad y Luis Pineda, a los que se acusa de extorsionar a cambio de retirar acusaciones como a la infanta Cristina en el caso Nóos.

Según han informado fuentes jurídicas, el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha recibido esta petición por escrito y a lo largo de la próxima semana podría decidir si acepta o no la solicitud de Torres, que está siendo juzgado junto a Urdangarin y la infanta Cristina en Palma de Mallorca.

Precisamente este martes, el abogado de Torres, Manuel González-Peeters, ha solicitado al tribunal que juzga el caso Nóos que compruebe la veracidad del acta de la junta directiva con la que Manos Limpias avaló su personación en la causa, porque si fuera falsa, el sindicato, el único que acusa a la infanta, no estaría legitimado como acusación y tendría que ser expulsado del procedimiento.

Pero la de Torres no ha sido la única petición en este sentido que le ha llegado al juez. También ha recibido otra del abogado Emilio Rodríguez Menéndez, que ha solicitado personarse en esta causa en nombre de su asociación, Asociación Pro Justicia Siglo XXI. El juez también tiene pendiente resolver la solicitud que le hizo Podemos de personarse en esta causa por sentirse perjudicado por las dos querellas que Manos Limpias interpuso contra este partido y que en ambas ocasiones fueron archivadas por el Supremo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Diego Torres pide personarse como acusación popular en el caso Manos Limpias