El juez Castro sospecha que hay una estrategia para exculpar a la infanta

Melchor Saiz-Pardo / Colpisa MADRID

ESPAÑA

CATI CLADERA | EFE

«Seguiré en la caso Nóos mientras me dejen», dice la abogada de Manos Limpias

27 abr 2016 . Actualizado a las 20:03 h.

El titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma, José Castro, quien durante más de cinco años instruyó el caso Nóos, insinuó el martes la posibilidad de que haya una «estrategia diseñada para que ocurran estas cosas», en referencia a la situación actual de Manos Limpias y a una hipotética disolución de la entidad. El sindicato es la única acusación que ejerce acciones penales contra la infanta Cristina en el marco de la anterior causa. «Sobre este tema recibo informaciones contradictorias y no sé si son ciertas, si son rumores que corren. Y tampoco sé si hay una estrategia diseñada para que estas cosas ocurran», manifestó el juez tras las informaciones sobre la posible disolución de Manos Limpias.

También se refirió a este tema la abogada del sindicato en el caso Nóos, Virginia López Negrete, quien dijo no tener intención de abandonar el proceso que garantiza que la infanta Cristina siga acusada de ser la colaboradora en dos fraudes fiscales de su marido, Iñaki Urdangarin. «Seguiré acusando en el caso Nóos mientras me dejen», aseguró el martes la letrada.

López Negrete explicó que desde la detención de Miguel Bernad, secretario del sindicato, hace diez días en el marco de la operación de Nelson contra la trama de extorsión de Ausbanc, no tiene contacto alguno con Manos Limpias y que nadie de la entidad se ha puesto en contacto con ella, tampoco para comunicarle si Bernad «sopesa o no cerrar el sindicato». La letrada aseguró que su intención es «llegar al 30 de junio», fecha en la que esta previsto que acabe la vista oral del caso Nóos y en la que la acusación final contra la hermana del jefe del Estado se convertiría en «definitiva». A partir de ahí, solo una sentencia absolutoria podría exculpar a la hermana del rey.