García Revenga niega que supervisara a Urdangarin para la Casa Real

El marido de la infanta Cristina declaró el 2 de marzo que «no daba un paso» en su vida «sin consultarlo al señor García Revenga»


Palma

El exsecretario de las infantas Carlos García Revenga ha negado este miércoles que su participación como tesorero en el Instituto Nóos representara una supervisión por parte de la Casa Real, a la que ni siquiera informó de la creación de una entidad en la que él se integró por «amistad» con los entonces duques de Palma.

«Yo no daba un paso en mi vida sin consultarlo al señor García Revenga», declaró el 2 de marzo Urdangarin para subrayar que toda su actividad profesional contaba con el respaldo de la Casa del Rey, algo que ha contradicho el antiguo secretario de su esposa al afirmar que los proyectos de Nóos constituían «actividad privada».

En su comparecencia como testigo ante el tribunal de la Audiencia de Palma que juzga el caso Nóos, García Revenga, que llegó a estar imputado en la causa, ha indicado que cuando se creó el Instituto Nóos no consideró que fuera su responsabilidad informar a la Casa Real de una cuestión particular ajena a las actividades de carácter público de los entonces duques de Palma.

Además, ha asegurado que Urdangarin no tenía que rendir cuentas ante la administración de la jefatura del Estado de sus actividades profesionales o mercantiles y que no sabe si, al margen de que no estaba obligado, lo hizo en alguna ocasión.

Sobre las infantas, «unas veces hacía caso y otras no»

García Revenga ha manifestado que las infantas solían pedirle recomendaciones acerca de su participación en proyectos de ámbito privado y, tras darles su opinión, «unas veces me hacían caso y otras no».

Así lo ha señalado a preguntas del fiscal anticorrupción Pedro Horrach, quien le ha inquirido sobre si entre sus obligaciones como asesor se encontraba la de velar por la participación de doña Cristina y doña Elena en determinadas instituciones, a lo que García Revenga ha respondido afirmativamente que «por supuesto en todo lo que era oficial, ya que había un cauce para ello», mientras que a nivel privado también «me preguntaban».

García Revenga, quien estuvo imputado durante varios meses en la causa, ha recordado que fue nombrado tesorero del Instituto Nóos en 2003 tras así proponérselo Iñaki Urdangarin, si bien ha precisado que no realizó labor alguna en este sentido. «Cuando me presentaron Nóos, me puse [en el cargo] para que no se pusiera Cristina», ha explicado, no sin antes llamar a un «amigo abogado para ver si el cargo era ejecutivo. Me dijo que no, que los que mandan son presidente y secretario. No lo hubiera aceptado si hubiera tenido que llevar unas cuentas», ha remarcado.

El testigo, cuya comparecencia ha arrancado pasadas las 10.20 horas, ha recordado que aceptó el nombramiento por la confianza que le proporcionaban tanto Urdangarin y su mujer como Diego Torres. «Me parecían gente seria y fundada», ha recalcado.

«Una actividad privada»

García Revenga ha asegurado que no informó a la Casa Real de la creación del Instituto Nóos por parte de Iñaki Urdangarin y de la integración en su junta directiva de la infanta Cristina porque se trataba de «actividad privada» de los entonces duques de Palma.

Ha incidido en que cuando se creó el Instituto Nóos no consideró que fuera su responsabilidad informar a la Casa Real porque era una cuestión particular ajena a los cauces establecidos para las actividades de carácter público de los entonces duques de Palma.

«En otras cosas a nivel privado me consultaban, me comentaban y yo les decía lo que pensaba; algunas veces me hacían caso y otras no», ha manifestado García Revenga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

García Revenga niega que supervisara a Urdangarin para la Casa Real