Otegi dice que el asesinato de Miguel Ángel Blanco le sorprendió «en la playa como un día normal»

Jordi Évole estalla contras las críticas a su entrevista al líder de la izquierda aberzale que La Sexta emitió este domingo


Este domingo, las redes sociales se dividieron en dos: las voces que, con la tele encendida, comentaban la entrevista de Jordi Évole a Arnaldo Otegi y las que lo hacían con ella apagada. La Sexta emitió este fin de semana la charla de su presentador más provocador con el líder de la izquierda aberzale, una polémica entrega de Salvados que no dejó a nadie indeferente. Ni siquiera al propio Évole. En ella, el previsible candidato a lendakari por Bildu, Arnaldo Otegi, consideró «absurdo» la exigencia de condenar la violencia de ETA. A su juicio, «no contribuye en nada en la actual situación». «¿Cómo me puedes pedir a mí ahora que yo condene una cosa del pasado cuando yo no la condenaba cuando se producía y además he pagado claramente por no hacerlo porque yo he sido ilegalizado, he sido detenido, he sido encarcelado?», le dijo, sin paños calientes, a su interlocutor. 

Durante la entrevista, Otegi presenció unas imágenes en las que se le ve negándose a condenar como parlamentario el asesinato de Miguel Ángel Blanco en 1997. «Es la palabra tabú, la condena famosa, siempre dándole vueltas a lo mismo», respondió, para relatar, a continuación, que el asesinato de Miguel Ángel Blanco le sorprendió «en la playa como un día normal». Se excusó el vasco diciendo que no sabía cuándo iba a ser asesinado el concejal del PP, pese a que la banda había dado un ultimatum público al Gobierno. Explicó que él, en cambio, tenía la esperanza de que ese plazo se prolongase.

Preguntado acerca de si realizó alguna gestión para que el joven político no fuese asesinado, reconoció que sí: «Alguna iniciativa hubo en ese sentido y no voy a decir más. Alguna iniciativa planteamos algunos para que eso no fuese así».

También fue preguntado acerca del atentado en el Hipercor de Barcelona en el que ETA asesinó a 21 personas en 1987. «Un punto de inflexión» en «el proceso de reflexión del tema de la violencia», lo catalogó. ETA no decretó el fin de los atentados hasta el 2011. Recordó la «convulsión absoluta» que generó en la izquierda aberzale aquel ataque y el «desgarro personal y político» por la muerte de «gente trabajadora humilde haciendo la compra». No obstante, Otegi añadió que la banda terrorista avisó en tres ocasiones para que el centro comercial fuese desalojado. «La intención no era matar», quiso recalcar.

Frente a Jordi Évole negó Otegi la tesis de la derrota policial de ETA, ya que, a su juicio, la banda tenía capacidad para seguir haciendo atentados y captar nuevos militantes cuando decidió el cese definitivo de la violencia, un paso que achacó a la apuesta por las vías políticas emprendido por la izquierda abertzale. «La paz no es un buen negocio para los sectores que en el Estado consideraban que eso era posible de instrumentalizar para conseguir sus fines políticos», concluyó.

Évole estalla

Mientras en la pantalla Otegi se confesaba con Évole, las redes sociales echaban humo. Pero Twitter no solo aglutinó este domingo apuntes sobre las opiniones del líder aberzale. Un alto porcentaje de sus usuarios españoles decidieron recurrir a la red de los 140 caracteres para hacer público su malestar por el mero hecho de que la cadena y el periodista se hubiesen prestado a darle proyección pública a Otegi. Contra ellos, contra los que juzgaron su trabajo sin ver la entrevista, ha arremetido este lunes Évole en su columna de El Periódico.

«Si a estas alturas un periodista no puede sentarse y preguntar a alguien como el dirigente vasco, apaga y vámonos», ha considerado en su espacio semanal. No suele Évole darse por aludido ante las críticas. Pero esta vez ha sido distinto. Se declara «alucinado» por la «cantidad de individuos que han opinado sin ver un solo minuto de la entrevista», gente que, sin verla, han presupuesto que se iban a encontrar «un homenaje». «O que íbamos a ignorar a las víctimas del terrorismo de ETA, o que no nos atreveríamos a sacar el tema de las torturas policiales», ha tecleado un indignado Évole.

«No os esforcéis. No lo vais a conseguir. Por más que os empeñéis, y por más que intentéis difamarnos, no dejaremos de abordar ningún tema por miedo a lo que vayáis a decir de nosotros. Y evidentemente, muchas veces nos equivocaremos. Pero sería mayor equivocación ceder ante los que hacéis del pensamiento único vuestra bandera».

El PSOE tilda de «repugnante» la actitud de Otegi

El portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, tildó este lunes de «repugnante» la actitud de Otegi por su postura en relación con atentados perpetrados por ETA en el pasado. Aseguró el socialista que el comentario de Otegi de que estaba en la playa «como un día más» cuando secuestraron a Blanco demuestra su «inmoralidad». «Me parece repugnante. Este señor que iba para el Gerry Adams español y se ha quedado en una mala caricatura», dijo Hernando en declaraciones en el programa Las mañanas de RNE, al compararle con el presidente del Sinn Féin irlandés.

El portavoz socialista apuntó que confiaba en que «el paso del tiempo podía hacer que algunas personas cambiasen», pero lamentó que el comportamiento de Otegi demuestre «sus pocas ganas de evolucionar». Criticó al mismo tiempo al líder de Podemos, Pablo Iglesias, por «ensalzar la figura política» de Otegi.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

Otegi dice que el asesinato de Miguel Ángel Blanco le sorprendió «en la playa como un día normal»