El Congreso denuncia la existencia de presos políticos en Venezuela con la abstención de Podemos

La proposición no de ley, iniciativa del Partido Popular, contó con el voto en contra de ERC e Izquierda Unida


El Congreso ha aprobado este martes, con la abstención de Podemos y el rechazo de ERC e IU-Unidad Popular, una proposición no de ley de apoyo a la Ley de Amnistía y Reconciliación de Venezuela y que expresa su repulsa por los últimos insultos de Nicolás Maduro a Mariano Rajoy.

Con motivo del debate de una proposición no de ley presentada por el PP, la Comisión de Exteriores ha aprobado por 30 votos a favor, dos en contra y ocho abstenciones un texto consensuado por PP, PSOE y Ciudadanos, apoyado por nacionalistas vascos y catalanes.

La supuesta financiación por parte del régimen venezolano a Podemos ha protagonizado un rifirafe entre los portavoces del PP, José Ramón García Hernández, y el de Podemos, Pablo Bustinduy.

García Hernández ha afirmado que Maduro debería explicar esa financiación y ha pedido a Podemos que denuncie la situación de Leopoldo López y otros presos políticos, y ha asegurado que la libertad y la decencia se defiende en Madrid y en Caracas.

Ha denunciado la «justicia injusta» en Venezuela y ha remarcado que España tiene países amigos pero no dictadores amigos.

El portavoz de Podemos, Pablo Bustinduy, ha denunciado que el interés prioritario de algunas fuerzas políticas con Venezuela no es la defensa de los derechos humanos sino la utilización política.

Ha pedido la dimisión del ministro del Interior por sus denuncias contra Podemos y al PP que deje de utilizar Venezuela como política de Estado para conseguir fines partidistas.

«Ya esta bien» de intentar descalificar a Podemos imputando delitos que son falsos y se va a demostrar«, ha asegurado el portavoz de Podemos.

Por otra parte ha reconocido la profunda crisis económica, política, social e institucional que vive Venezuela, un país amigo y hermano, al que mejor manera de ayudar es con dialogo y reconciliación.

El portavoz del PSOE, Salvador de la Encina, ha dicho que la política exterior de España no puede estar ajena, pero con respeto a la soberanía de Venezuela y lejos de la injerencia.

Ha apelado a la concordia, ha pedido la liberación del alcalde de Caracas y la excarcelación de los opositores, así como justicia independiente, sistema plural de partidos y medios de comunicación libres.

La enmienda transaccional aprobada, que tiene siete puntos, expresa la honda preocupación por la situación en Venezuela y defiende la democracia, el estado de derecho y el respeto a derechos humanos.

Apela a fomentar el diálogo, expresa su repulsa por los insultos de Maduro a Rajoy y apoya la respuesta de España, con la llamada a consultas al embajador en Caracas.

Aitor Esteban, del PNV, ha admitido que hay un problema de derechos humanos y de inseguridad ciudadana, además de problemas económicos de la población, mientras que Jordi Xuclá, de DiL, ha afirmado que Venezuela es una sociedad dividida y confrontada.

Por parte de ERC, Joan Tarda ha dicho que Venezuela es soberana y el pueblo tiene en sus manos su presente y futuro.

Ha denunciado operaciones de grupos de derecha desde España que son cómplices de quienes querían acabar con el sistema venezolano.

El parlamento de Venezuela tiene legitimidad y se ha preguntado que »si estamos a favor de una ley de amnistía en Venezuela por qué no otras igual para los presos de ETA en España«.

El portavoz de Ciudadanos, Pablo Yáñez, ha denunciado la falta de libertades políticas en Venezuela y ha acusado a Podemos de mantener una actitud de »cobarde equidistancia« en Venezuela.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El Congreso denuncia la existencia de presos políticos en Venezuela con la abstención de Podemos