En Marea insiste en el derecho a decidir contra cosas «tan antiguas como la España indivisible»

Alexandra Fernández repitió ayer los argumentos que ya expresó el fin de semana En Comú Podem y ayer mismo varios dirigentes de Podemos


Redacción

Pedro Sánchez parece haber fracasado en su intento de atraerse a las confluencias para romper Podemos. La portavoz parlamentaria de la coalición En Marea, Alexandra Fernández, repitió ayer los argumentos que ya expresó el fin de semana En Comú Podem y ayer mismo varios dirigentes de Podemos para rechazar el apoyo de sus diputados para propiciar la investidura del candidato socialista si no rompe antes con Ciudadanos. En línea con sus argumentos, señaló que los electores los votaron para poner fin a las políticas del PP, y apoyar un Gobierno basado en el acuerdo entre el PSOE y Ciudadanos sería más de lo mismo.

La diputada de la coalición En Marea negó que el derecho a decidir que reclaman sea una línea roja que impida el pacto con los socialistas. «No puede utilizarse como excusa para no querer llegar a un acuerdo o para ir avanzando hacia una gran coalición», argumentó. Pero acto seguido se manifestó radicalmente en contra de «una gran coalición basada en la unidad de España o en cosas que nos suenan tan antiguas como la unidad de España indivisible, que nos retrotraen a tiempos que no queremos vivir». En este sentido, señaló que, ante los «procesos constituyentes en las diferentes naciones del Estado», solo caben dos opciones: o la recentralización que en su opinión impulsa el PP o, por el contrario, «permitir a los diferentes pueblos decidir que es lo que quieren, que es algo muy natural que lleva ocurriendo años y no ha pasado nada». Una encuesta de Sondaxe confirmaba hace solo unas semanas que siete de cada diez gallegos están contra la autodeterminación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
27 votos
Comentarios

En Marea insiste en el derecho a decidir contra cosas «tan antiguas como la España indivisible»