Fernández Díaz actuará de forma «ejemplarizante» por la muerte del guardia civil en Barbastro

Europa Press

ESPAÑA

Javier Blasco | EFE

El ministro ha dicho también que hay que concienciar a la sociedad de la importancia de tener «tolerancia cero» con el consumo de drogas y alcohol cuando se va a conducir

06 mar 2016 . Actualizado a las 14:49 h.

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha manifestado que la Ley y la Fiscalía actuarán con la «contundencia» que requiere «desde el punto de vista ejemplarizante» en el caso del guardia civil muerto en Barbastro (Huesca), tras ser arrollado por un vehículo al que había dado el alto en un control de alcoholemia.

Fernández Díaz ha realizado estas declaraciones este domingo en la citada localidad oscense, antes de participar en un acto en el que se le ha impuesto, a título póstumo, la Cruz de la Orden del Mérito de la Guardia Civil con distintivo rojo al agente José Antonio Pérez, de 54 años, atropellado por un turismo ocupado por cuatro menores, hechos ocurridos sobre las 19.30 horas del viernes.

El conductor, de 17 años, está aún en dependencias judiciales, a la espera de la decisión de la Fiscalía de Menores, mientras que los otros tres, dos chicas y un chico se encuentran bajo tutela de sus tutores legales, aunque se encuentran a disposición de la Fiscalía.

El ministro del Interior ha evidenciado que el conductor supuestamente causante de la muerte del agente tenía 17 años, por lo que «no podía conducir» y ha incidido en que «ojalá» esta tragedia sirva para «concienciar» a la sociedad de que estos hechos «no pueden ni deben repetirse». También ha dicho que hay que concienciar a la sociedad de la importancia de tener «tolerancia cero» con el consumo de drogas y alcohol cuando se va a coger un coche, dado que no sólo se pone en peligro la vida de los que van en el vehículo, también la del resto de ciudadanos.

En este contexto, ha expresado su «más sentido pésame» a la familia del guardia civil por su fallecimiento «tan trágico» en acto de servicio, al tiempo que ha agradecido «los muchos años de servicio a España» que llevaba. Este pésame lo ha hecho extensivo a sus compañeros del destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Barbastro y a todos los miembros del Instituto Armado, que ha indicado que sienten como «propia» esta tragedia.

«Las circunstancias que rodean a este trágico hecho ponen de manifiesto la necesidad de extremar hasta el límite una tolerancia cero en lo que hace referencia a la conducción consumiendo drogas ilegales», ha aseverado.

«Tolerancia cero»

El ministro en funciones ha recordado que en controles rutinarios de alcoholemia, como en el que el viernes falleció José Antonio Pérez en Barbastro, dan en promedio un 33 por ciento de positivos en el consumo de drogas ilegales por parte de los conductores.

En los controles realizados por la Guardia Civil de Tráfico cuando observan que se ha cometido una infracción en la conducción, el porcentaje de positivos en drogas se eleva al 58 por ciento. Ha agregado que, según datos del Instituto Nacional de Toxicología, aproximadamente un 40 % de los conductores que se han visto implicados en un accidente y que finalmente han fallecido circulaban bajo los efectos del alcohol o drogas ilegales. «Estos datos quieren decir que la tolerancia cero debe ser un vector absolutamente indispensable para luchar contra los accidentes de tráfico, y debemos ser conscientes de que es absolutamente incompatible ponerse al volante con haber consumido droga ilegal y, por supuesto, alcohol», ha señalado.