El banco inglés Barclays cree que la salida de Rajoy facilitaría un nuevo Ejecutivo

La incertidumbre política en España no afectó al crecimientó económico en el último trimestre del 2015, según un informe orientado a los inversores


Redacción

Los analistas del banco británico Barclays -una de las principales entidades financieras británica, con más de 130.000 empleados- estiman que la marcha de Mariano Rajoy como líder del Partido Popular favorecería un pacto político en España «e incluso, posiblemente, un Gobierno de coalición liderado por el PP», según se recoge en un informe orientado a los inversores. «En nuestra opinión, la marcha de Rajoy abriría la puerta a otra ronda de negociaciones que podría llevar a un nuevo Ejecutivo de coalición con los populares al frente», asegura.

Los analistas Antonio García Pascual y Apolline Menut, autores de este trabajo, consideran como opción «más probable» en la actualidad «que haya nuevas elecciones», si bien aún no han descartado del todo la aprobación parlamentaria de un Gobierno minoritario. Los analistas también dan por hecho que la convocatoria de nuevos comicios supondría que «varios dirigentes del PP tendrían que dimitir para que el partido conservara su cómodo liderazgo en las encuestas», señalan sin citar nombres.

Los autores del texto observan «con sorpresa» que la incertidumbre política en España no afectó al crecimiento económico en el último trimestre del 2015, con una expansión del 0,8 %, y pronostican que el primer trimestre del 2016 se saldará con un crecimiento superior al del 0,54 % que habían pronosticado. Mantienen, sin embargo, su opinión de que la inestabilidad política acabará afectando «a la inversión y el consumo», y prevén un descenso del PIB hasta el 2,6 % en el 2016, frente al 3,2 % del 2015.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El banco inglés Barclays cree que la salida de Rajoy facilitaría un nuevo Ejecutivo