Urdangarin: «En ningún momento el rey Juan Carlos intercedió en mis negocios»

Ha señalado que la infanta Cristina nunca tuvo ni usó la visa de Aizoon y que solo conocía «vagamente» los trabajos que realizaba la empresa

;
Urdangarin dice que el rey Juan Carlos no se «metía» en sus negocios Una afirmación que ha realizado tras ser preguntado por la acusación de Manos Limpias.

Palma de Mallorca

La declaración del exduque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha finalizado este jueves a las 17.00 horas, después de que comenzase a declarar el pasado viernes pasadas las 13.00 horas y que el interrogatorio se prolongase también durante toda la jornada de este miércoles. 

El exduque de Palma ha subrayado que la Casa Real no puso «ninguna restricción» a que tanto su mujer, la Infanta Cristina, como él compartieran al 50 % la propiedad de la empresa Aizoon, y ha asegurado que su esposa «no conocía absolutamente nada de la gestión interna» de la mercantil ni tenía conocimiento de la contabilidad y los asuntos financieros de la misma.

Así lo ha manifestado a preguntas de Pablo Molins, uno de los abogados que asiste a la Infanta en el juicio del caso Nóos, quien ha interrogado sobre el papel de la hermana del Rey Felipe VI al frente de la empresa, una de las sociedades presuntamente ficticias que conformaban el entramado a través del que Urdangarin y su exsocio Diego Torres se apoderaron de más de seis millones de euros de las Administraciones públicas.

Urdangarin ha desvinculado tajantemente a su mujer de la gestión de Aizoon, aseverando que ella nunca dio orden alguna sobre cómo contabilizar un gasto así como en relación con el día a día de la empresa. En esta línea, el exduque ha negado que el motivo por el que la Infanta se incorporó a Aizoon fuese el de ejercer de escudo fiscal ante Hacienda, rebatiendo al respecto las declaraciones efectuadas en instrucción por el notario que intervino en la constitución de Aizoon, Carlos Masià, quien señaló que el excontable de Nóos Miguel Tejeiro le dijo que, con la Infanta al frente de Aizoon, habría «un trato especial» por parte de la Agencia Tributaria y no habría inspecciones.

En su declaración, Urdangarin ha asegurado que nunca ha escuchado a Tejeiro «decir cosas parecidas» y, al ser preguntado por Molins sobre por qué Masià realizó las anteriores consideraciones, el acusado ha recordado que el notario y Tejeiro tenían negocios juntos y éstos comenzaron a ir mal, lo que «quizás pudo ser un motivo de enfrentamiento».

«Me hacía ilusión que mi esposa formara parte de Aizoon»

También ha afirmado el exduque que es «absolutamente falso» que su mujer no estuviera completamente convencida de querer formar parte de Aizoon. Urdangarin ha atribuido la presencia de su esposa en Aizoon a «un tema de ilusión por mi parte, el proyecto lo quería compartir con ella y hacerle partícipe de la sociedad. Lo consulté con Miguel Tejeiro y ella con Carlos García Revenga», entonces secretario personal de las Infantas.

El inculpado ha recordado que la exduquesa le acompañó a la notaría a formalizar la constitución de la sociedad, tras explicarle que «era para mis honorarios profesionales». «Como administrador, era yo quien tomaba las decisiones y sólo yo tenía poderes en Aizoon».

Finalmente, ha aseverado que él se encargaba de los aspectos financieros y económicos de la familia, mientras que ella, además de dedicarse a sus hijos junto a él, «debía atender su agenda institucional».

Urdangarin: «En ningún momento el rey Juan Carlos intercedió en mis negocios»

El marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, ha asegurado hoy ante el tribunal de la Audiencia de Palma que juzga el caso Nóos que «en ningún momento» el Rey Juan Carlos «intercedió» en sus negocios particulares ni en los de su esposa.

El exduque de Palma ha respondido así a una pregunta de la letrada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, tras la exhibición en la vista de un correo electrónico en el que se aludía a la información a don Juan Carlos sobre una intervención de Urdangarin relativa a la Copa América que se iba a celebrar en Valencia.

«Su majestad el Rey fue informado por su afición por su involucración en el mundo de la vela», ha manifestado Urdangarin.

El marido de la infanta Cristina también ha confirmado, ante la exhibición de otro correo electrónico que aludía a don Juan Carlos, que el monarca hizo un préstamo de 1,2 millones de euros a su hija para la compra de su vivienda en Barcelona.

Previamente, la letrada de Manos Limpias había preguntado por otro correo electrónico remitido al Rey emérito que ha provocado la interrupción del juicio durante unos quince minutos cuando el tribunal ha decidido retirarse para comprobar si el mensaje estaba admitido como prueba documental.

Tras confirmar que había sido rechazado en octubre del año pasado, el tribunal ha llamado la atención a la abogada por el error.

«Si volvemos a advertir alguna actuación similar tendremos que empezar a plantearnos si esto afecta a la buena fe procesal», ha dicho la presidenta de la sala, Samantha Romero.

La abogada ha pedido disculpas y ha atribuido lo ocurrido a una equivocación y ha completado su interrogatorio.

Exculpa a la infanta Cristina

El exduque de Palma, Iñaki Urdangarin, ha señalado en su declaración en el juicio del caso Nóos, que se ha reanudado a las 9.15 horas, que su mujer, la infanta Cristina, conocía «vagamente» los servicios de consultoría que él prestaba a través de la empresa de la que ambos eran copropietarios, Aizoon, y de la que según las pesquisas se habría servido el acusado para defraudar a Hacienda.

Así lo ha puesto de manifiesto a preguntas de la abogada del sindicato Manos Limpias, única acusación que ejerce acciones penales contra la hermana del rey Felipe VI, para quien reclama ocho años de cárcel como cooperadora necesaria de los dos delitos fiscales que su marido habría cometido en 2007 y 2008.

Al ser inquirido sobre por qué, al ser constituida Aizoon, cedió la mitad de la empresa a su mujer, Urdangarin ha explicado que se debía «simplemente a un tema personal de confianza, que ella conociese que empezaba una labor. Qué mejor que estuviera ella a mi lado», ha añadido el exduque, incidiendo en que la Infanta no ha ejercido ninguna función en la mercantil.

Juntas no presenciales de Aizoon

Preguntado por la asistencia de la infanta Cristina a las juntas de Aizoon, Urdangarin ha respondido que éstas no se celebraron presencialmente por lo que «nuestros asesores nos prepararon la documentación, yo la revisaba y la firmaba y luego la firmaba ella».

No obstante, en su declaración anterior Urdangarin había declarado que acudía a las juntas, a lo que el exduque ha aclarado que se refería a que «formalizaba el acto de la firma» puesto que, ella, como socia al 50 por ciento de la sociedad, «tenía que hacer la función de firmar», insistiendo en que las juntas «no se celebraron de manera física».

Nunca tuvo ni usó la visa de Aizoon

Iñaki Urdangarin ha asegurado hoy en el juicio de Nóos que su esposa, la infanta Cristina, nunca tuvo en su poder ni empleó ni conoció las claves de la visa a su nombre a cargo de Aizoon. 

«Solo la podía usar yo, mi secretaria o personas que estaban alrededor mío», ha dicho el exduque de Palma. 

Además, el antiguo duque de Palma ha atribuido a su secretaria y a sus asesores administrativos la decisión de imputar a Aizoon gastos en función de que, según su propio criterio, decidieran si eran personales o profesionales. 

El error del alquiler

Iñaki Urdangarin ha admitido que fue «un error» que la infanta firmara como arrendadora y como arrendataria en el contrato de alquiler de su vivienda de la calle Elisenda de Pinós de Barcelona como sede social de Aizoon.

«Hay un error y se firmó en los dos lados cuando la infanta no tenía que haber firmado en uno de los lados», ha dicho Urdangarin cuando la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, le ha mostrado el contrato de alquiler con las firmas de ambos durante su interrogatorio.

«No tenía ningún sentido que ella como socia de la sociedad firme en esa parte del documento. Supongo que se nos presentó a la firma y erróneamente firmamos en los dos lados. Ella por socia no debería haber firmado», ha dicho sobre el hecho de que doña Cristina no tendría que figurar como arrendataria y solo tendría que aparecer él como administrador de Aizoon.

Según Urdangarin, no advirtieron el error porque no prestaron atención en ese momento.

 «No hablábamos mucho de trabajo»

«En general, no hablábamos mucho de trabajo», ha asegurado hoy Iñaki Urdangarin para explicar que su esposa, la infanta Cristina, sólo tenía un conocimiento superficial sobre sus actividades profesionales en torno al Instituto Nóos.

«Con mi esposa, con cuatro hijos pequeños, intentábamos hablar de otras cosas que no fuera el trabajo», ha manifestado Urdangarin al ser interrogado sobre la posible intervención de la infanta en sus negocios por la abogada de Manos Limpias, Virginia López Negrete, en la decimocuarta sesión del juicio en la Audiencia de Palma.

Ante varios correos electrónicos enviados a su esposa, Urdangarin ha asegurado que únicamente compartía con ella hechos que le parecían muy relevantes.

Sobre uno en concreto, en el que la informaba de que el Instituto Nóos había ganado su primera adjudicación, ha asegurado: «Casi nunca le pongo en copia a ella pero era un hecho singular, habíamos ganado nuestro primer concurso para hacer un estudio, es en el año 2003 estoy empezando mi vida profesional y me parece un hecho relevante».  «Una compañía tan pequeña y nueva, me parece un hecho bonito y relevante para poder comunicárselo; me sentía orgulloso de eso», ha relatado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Urdangarin: «En ningún momento el rey Juan Carlos intercedió en mis negocios»