Urdangarin reconoce que había trabajadores ficticios en Aizoon 

Achaca estas contrataciones al cuñado de su socio, Miguel Tejeiro. El fiscal Pedro Horrach ha iniciado el interrogatorio cuestionando pruebas de la acusación Manos Limpias contra la infanta Cristina

;
Urdangarín descarga la responsabilidad en Miquel Tejeiro Asegura que se ha enterado en el juicio de que había trabajadores ficticios

Agencias | La Voz

 Iñaki Urdangarin ha iniciado a las 13.07 horas de hoy su declaración como acusado en el juicio del caso Nóos, en el que se sienta en el banquillo junto a su esposa, la infanta Cristina, y a otras 15 personas.

El fiscal del caso Nóos, Pedro Horrach, ha iniciado el interrogatorio a Iñaki Urdangarin cuestionando pruebas de la acusación Manos Limpias contra su esposa, la infanta Cristina, lo que ha causado sorpresa a la presidenta del tribunal, Samantha Romero.

«Es la primera vez que veo que una acusación cuestiona la prueba de otra acusación», ha afirmado la magistrada que preside la vista de Nóos después de que Horrach comenzará su intervención con las preguntas: «¿Kit es su esposa?» y «¿Habla usted en clave con su esposa?».

El fiscal anticorrupción se refería al contenido de un correo electrónico de Urdangarin dirigido a la infanta Cristina que ayer la acusación popular de Manos Limpias introdujo en su interrogatorio a su socio en Nóos, Diego Torres, para intentar probar que su mujer estaba informada de sus negocios.

Juegos Europeos y empleados ficticios

El fiscal Pedro Horrach le ha comenzando preguntando por los Juegos Europeos y Urdangarin ha contestado que «el germen de los juegos europeos es del señor Zorío» y que ellos ayudaron a «contextualizar» el proyecto porque «sus ideas eran destructuradas». Aseguró que no sabía cuándo se había firmado el proyecto. «Debió ser a finales del 2005» dijo para luego añadir que «no se acordaba de las fechas».

 Iñaki Urdangarin ha reconocido ante el tribunal que le juzga que la empresa Aizoon que tenía a medias con su mujer, la infanta Cristina, contrató a trabajadores que él nunca conoció, unas contrataciones que ha achacado al cuñado de su socio, Miguel Tejeiro, quien las hacía por asuntos fiscales.

«Había empleados que no he conocido que supongo que eran para llegar a estos números y baremos fiscales», ha declarado Urdangarin antes de asegurar que Miguel Tejeiro era el asesor «en estos temas».

Durante el interrogatorio del fiscal Pedro Horrach, el exduque de Palma ha explicado que se ha enterado a raíz de las investigaciones judiciales del caso Nóos de la existencia de esos trabajadores, algo que le ha «sorprendido».

«Yo me dedicaba a lo que me dedicaba y tenía unos asesores y me he dado cuenta luego de que estos empleados no estaban con nosotros», ha dicho, y ha añadido que supone que Miguel Tejeiro los contrataba «para llegar a unos baremos fiscales» y que se les pagaban sus nóminas. 

Facturas de Nóos

«De estos temas no entiendo», ha respondido Iñaki Urdangarin cuando el fiscal Pedro Horrach ha comenzado a preguntarle por facturas que sus empresas Aizoon y Nóos Consultoría cargó al Instituto Nóos, asociación sin ánimo de lucro que obtuvo contratos por 6 millones de euros con administraciones públicas.

Al inicio de su declaración, el marido de la infanta Cristina ha repetido en varias ocasiones que «no estaba en temas de facturación o contabilidad».

«Mi parte es claro y evidente por mi trayectoria que es más el mundo del deporte y la relación con las personas», ha explicado Urdangarin para insistir en que era ajeno a las tareas de gestión del Instituto Nóos.

«Nunca he sido un comisionista de nada»

Urdangarin ha asegurado que «nunca» ha sido «un comisionista de nada» y que no cobró «ningún peaje» ni «ninguna comisión» por intermediar para que el Govern balear patrocinara el equipo ciclista Illes Balears-Banesto.

Así se ha referido a su papel en el Instituto Nóos durante el interrogatorio del fiscal Pedro Horrach, que le ha preguntado por los 300.000 euros que cobró la empresa Nóos Consultoría, que tenía a medias con Diego Torres, por llevar la oficina de seguimiento del patrocinio, un dinero que el fiscal considera una comisión al exduque de Palma por intermediar con el Gobierno balear.

«En ningún momento se trataba de ningún peaje, de ninguna comisión ni de nada», ha dicho, y ha defendido que la oficina lo que hacía era coordinar a los patrocinadores del equipo y llevar la comunicación. 

La magistrada le pidió que alzase la voz

La magistrada ha tenido que pedir en dos ocasiones a Iñaki Urdangarin que alzase la voz para que su declaración quedase bien grabada.  

El interrogatorio a Iñaki Urdangarin se interrumpirá a las tres de la tarde y continuará el próximo miércoles porque el martes es festivo en Baleares. 

La Fiscalía pide 19,5 años de prisión para Urdangarin

A Urdangarin la Fiscalía le pide 19,5 años de prisión, ya que considera que él y Torres violaron la Ley de Contratos de la Administración Pública y usaron de forma fraudulenta convenios de colaboración.

Si la autoría intelectual de los proyectos corresponde a Torres, el fiscal Pedro Horrach atribuye a Iñaki Urdangarin la vertiente institucional y comercial y el aspecto deportivo de algunas iniciativas, ya que era «el gancho ideal para obtener clientes y aumentar notoriamente los honorarios».

Posteriormente ambos desviaban el dinero a empresas de su propiedad con facturas por servicios ficticios que a veces incluso duplicaban, hasta un total de 5,8 millones de euros entre 2004 y 2007. Torres obtuvo 2,6 millones de beneficios y Urdangarin 1,8, según los cálculos de Horrach.

Había, según el fiscal, empresas sin plantilla y empleados ficticios que trasvasaban de unas a otras sociedades y las sociedades cruzaron facturas entre sí por hasta 8 millones de euros, relata en su escrito de acusación.

«La oficina ciclista era un proyecto atípico y funcionaba solo»

Iñaki Urdangarin ha aseverado que la oficina del equipo ciclista Banesto era «un proyecto atípico de la casa y funcionaba solo» en referencia al Instituto Nóos. Así, ha dicho que Juan Pablo Molinero era el director de este proyecto y, por tanto, no le «reportaba» nada a él sobre esta materia «si no hacía falta». El exduque de Palma también ha asegurado que él no ha negociado «nunca» un presupuesto del Instituto Nóos y que él tampoco firmó ningún acuerdo con la Fundación Illesport sobre los gastos de la gestión de la oficina ciclista. «Fue un proyecto que gestiona él, lo gestionó muy bien y yo no estuve encima», ha declarado Urdangarin sobre Molinero.

Después de que el marido de la Infanta haya respondido en diversas ocasiones que desconoce quién negociaba los acuerdos en Nóos Consultoria, el fiscal Anticorrupción, Pedro Horrach, le ha espetado que «Nóos Consultoria no es una multinacional».

Además, ante una firma en un presupuesto de Aizoon del equipo ciclista que se suponía que era suya, Urdangarin ha dicho que no la reconoce.

El próximo miércoles continuará el interrogatorio

El interrogatorio por parte del fiscal, Pedro Horrach, a Iñaki Urdangarin ha concluido este viernes a las 15.00 horas, por lo que continuará el próximo miércoles a las 09.15 horas con las preguntas del Ministerio Fiscal.

Durante la declaración, que ha empezado este viernes pocos minutos después de las 13.00 horas tras el interrogatorio a su exsocio Diego Torres, el marido de la Infanta Cristina ha declarado que ha conocido durante este procedimiento judicial a empleados de Aizoon que él no conocía.

Asimismo, ha negado que la adjudicación a Nóos por un total de 300.000 euros de la gestión del proyecto de la oficina del equipo ciclista Banesto fuera «un peaje, una comisión de ningún tipo» y ha explicado que se buscaba «controlar perfectamente las cosas». 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Urdangarin reconoce que había trabajadores ficticios en Aizoon