Torres confirma que Urdangarín siguió en Nóos después de que la casa real le pidiera que abandonara

El exsocio de Urdangarín incluye el Illes Balears Forum y la cumbre Valencia Summit entre los proyectos en los que colaboró el marido de la infanta


La casa real, a través de un abogado del rey Juan Carlos, y Hacienda controlaban la actividad del marido de la infanta Cristina, Iñaki Urdangarin, en el Instituto Nóos, ha declarado este martes su exsocio, Diego Torres, que ha negado cualquier tipo de irregularidad en la entidad sin ánimo de lucro.

Torres, protagonista de la novena jornada del juicio de Nóos, ha manifestado que Juan Manuel Romero, conde de Fontao y «abogado del jefe del Estado», se reunía periódicamente con el secretario de Nóos, Miguel Tejeiro, «y le rendía cuentas» sobre lo que hacía esa asociación sin ánimo de lucro, que ingresó 6 millones de euros de las arcas públicas. «Además, cada año al llegar el mes de junio, el señor Tejeiro (su cuñado y también responsable de la gestión fiscal del Instituto) se reunía con un alto funcionario de Hacienda para que le revisara las declaraciones de impuestos, y se lo aprobaba», ha subrayado Torres a preguntas del fiscal Pedro Horrach, que le ha interrogado durante más de siete horas.

Torres también aseguró que Urdangarín siguió trabajando para el Instituto Nóos en el 2007 y el 2008 aunque «formalmente» había dejado la entidad el año anterior. Abandonó el instituto en el 2006 ante la recomendación de la casa real de que no contratara con instituciones públicas ni compartiera negocios con Diego Torres.

A preguntas del fiscal Anticorrupción Pedro Horrach, Torres ha explicado que, si bien Urdangarin ya no pertenecía «formalmente» a Nóos en el 2007 y el 2008, «seguía colaborando en los proyectos que estaban en marcha y en muchas cosas». Según el acusado entre esas colaboraciones están el apoyo al Illes Balears Forum y a la cumbre Valencia Summit de 2006, para los cuales «llamó a muchas personas e hizo muchas gestiones para que ponentes muy relevantes pudieran estar en esas fechas».

La declaración de Torres a preguntas del fiscal Horrach se ha prolongado durante toda la jornada y continuará mañana. No es descartable que se alargue al jueves, por lo que la infanta Cristina, que sería la última, podría declarar la próxima semana.

La hermana del rey pactó un acuerdo con la Fundación La Caixa, para la que trabaja, consistente en un permiso temporal sin sueldo mientras que dure el proceso judicial del caso Nóos, según han confirmado fuentes de la entidad, que han añadido que se trata de una fórmula habitual en este tipo de situaciones. 

El antiguo socio de Urdangarin ha respondido de forma exhaustiva a las preguntas de fiscal valiéndose de documentos en papel y también de su ordenador portátil y se ha escudado durante toda la jornada en que él no llevaba ningún asunto fiscal, papel que ha achacado a su también cuñado Tejeiro. «Llevamos todo el día que usted no sabe nada, pero luego tiene explicaciones muy detalladas de todo lo que ha pasado», le ha reprochado Horrach tras varias horas de interrogatorio.

Torres, que se enfrenta a una petición fiscal de 16,5 años de cárcel, ha afirmado que «eso que se ha dicho de que la infanta era el escudo fiscal (del entramado de Nóos) es absolutamente falso». También ha hecho alusión al entorno del rey Juan Carlos, al afirmar que la amiga del anterior monarca Corinna zu Sayn-Wittgenstein le propuso que crearan una sociedad en Londres para ocultar cobros de la Fundación Laureus a la Hacienda Española.

Nóos le respondió «que ni en broma», ha detallado antes de apuntar que el correo en el que ella le proponía pagarle a través de una empresa en la capital británica se envió con copia al rey Juan Carlos y al jefe de la casa real. Torres ha introducido estas referencias a la familia política de su socio como notas al margen del objeto del interrogatorio del fiscal Horrach, que ha tenido momentos de tensión en los que la presidenta del tribunal, Samantha Romero, les ha pedido a ambos que moderasen «el tono».

Horrach ha comenzado preguntándole por el entramado internacional de Nóos y sus cuentas en Luxemburgo y Belice, cuya responsabilidad Torres ha atribuido a su cuñado, a quien Manos Limpias (única parte que le acusaba) retiró los cargos al comienzo de juicio y declarará como testigo. «Yo, sobre esto, tengo conocimientos limitados; la gestión de esto estaba en manos del señor Miguel Tejeiro», ha asegurado.

Torres ha explicado que la creación de una sociedad en Londres, De Goes Ltd., fue una iniciativa de Tejeiro con la intención de canalizar la actividad del Instituto Nóos en proyectos internacionales. Horrach, que considera que los dos socios crearon un entramado empresarial para desviar los fondos públicos mediante facturas por servicios ficticios, le ha preguntado insistentemente sobre el traspaso de unos 400.000 euros desde Nóos a De Goes, de los que solo 40.000 fueron para pagar a expertos de un foro Valencia Summit.

Y, de nuevo, Torres ha descargado sobre su cuñado: «La gestión de toda esta sociedad De Goes la llevaba Miguel Tejeiro: de los temas fiscales referidos a esto estaba totalmente en sus manos». «Es un poco extraño que el señor Miguel Tejeiro no esté sentado en esta sala, porque es la única persona que podría dar cuenta de todo esto. Es él quien debería dar cuenta de todo esto porque es el que lo ha pensado, lo ha diseñado, nos ha dado las instrucciones y lo ha ejecutado durante todo este tiempo y es lamentable que no esté», ha insistido.

Respecto a por qué él, y no Urdangarin, firmaba la mayoría de documentos referidos a Nóos y otras empresas ligadas al instituto, ha dicho que lo hacía «por discreción», a pesar de que él era el vicepresidente y su socio, el presidente. «Teníamos esa costumbre, lo verá usted en todos los documentos», ha indicado. El acusado ha defendido el constante movimiento de trabajadores entre las distintas sociedades y ha justificado la contratación de auxiliares y encuestadores mediante distintas fórmulas para obtener beneficios fiscales, algo que «no tiene nada de extraño, ilegal o inmoral».

Ha explicado que un pósit con una letra «B» hallado en un registro hace referencia a Barclays, la entidad donde tenía una hipoteca, y ha negado haber usado jamás dinero negro: «Yo no he pagado nunca a nadie en B ni he cobrado nunca nada en B».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Torres confirma que Urdangarín siguió en Nóos después de que la casa real le pidiera que abandonara