Camps se declara «harto» de suposiciones y niega haber oído o visto nada de «mordidas»

Europa Press

ESPAÑA

El expresidente de la Generalitat asegura que sufre un «linchamiento personal y político» de «un montón de años»

22 feb 2016 . Actualizado a las 18:19 h.

El expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps se ha declarado este lunes «harto» de «insidias» y «mentiras» sobre él y ha expresado un nivel «de indignación absoluto» ante el «linchamiento personal y político» de «un montón de años» que asegura estar sufriendo y también por el «linchamiento al PP». «No sé ni he visto ni oído nada de mordidas, si no, yo mismo lo habría denunciado», ha recalcado.

Camps ha asegurado ser «político vocacional» aunque «otros entren en política para otras cosas», ha apuntado. En su caso, ha afirmado que intenta saber qué hacer en cada momento, por eso dimitió hace 5 años, para no perjudicar al PP, pero «de vez en cuando» vuelve esa «vocación irrefrenable» y no descarta presentarse a primarias del PPCV, ya que según ha augurado, «ganaría fácil» a la «amalgama de partidos» que hay al frente de la Generalitat. El presidente del Consell, Ximo Puig (PSPV) y la vicepresidenta, Mònica Oltra, (Compromís) «and company, me tienen pavor político, saben que en las urnas los barro», ha sentenciado.

Así se ha expresado en rueda de prensa ante la información difundida este lunes sobre que los investigadores apuntan al exjefe del Consell como nexo con la 'caja b' nacional del partido e integrante de la «organización criminal» del PP valenciano, que tenía al menos cinco cajas negras en la comunidad, en las que ingresó «decenas de millones» de euros, producto del amaño de contratos en las administraciones que controlaban.

Camps ha afirmado estar «harto y cansado» de «las cosas que se cuentan» y aunque cree en el estado de derecho, ha añadido que empieza a «dudar». «Es que salgo de una y ya estoy en otra», es «un horror», ha dicho. El expresidente ha instado al director general de la Guardia Civil a decir con qué agente habló el redactor de la información para decirle que estaba siendo investigado por «mordidas» y amaño de contratos. Cuando sepa quién es ese «personaje» lo llevará a los tribunales, ha avanzado.

Asimismo, ha retado a que alguien diga en qué se ha enriquecido y en qué se han incrementado sus bienes, ya que «durante todo este tiempo no se ha descubierto nada» y del juicio por el 'caso de los trajes' fue «absuelto», ha recordado. «La fortuna de Camps es que tiene la enorme tranquilidad de que ha trabajado por la Comunitat Valenciana», ha remarcado.

Así se ha preguntado si «son conscientes del daño gratuito que están haciendo a su familia y amigos. ¿Queda algo de humanidad en el periodismo, en la Fiscalía y la Guardia Civil?. Apelo a esa humanidad», ha dicho el expresidente. Camps ha confesado estar «cansado» de que le intenten sacar cosas ya sea en Nóos, la Fórmula 1 o con el caso de los trajes. Y ha pedido varias veces que no le detengan ni le imputen en nada sino que le llamen y él explicará lo que sea necesario.

Preparada una demanda contra Oltra

Asimismo, ha manifestado que el día que dejen de hablar de él tanto Puig como Oltra, se creerá que ya no le temen políticamente. De hecho, en el caso de esta última ha avanzado que desde hace 15 días tiene preparada una demanda contra ella por volver a hablar del caso de los trajes en una televisión. Será un acto de conciliación previo a una querella «por difamación».

«Ya está bien, que dejen de insultar y perseguirme», ha reclamado. Según Camps, «Puig y Oltra se pasan el día sacando cosas» porque quieren «abatirlo», dado que no son capaces de ganarle en las urnas. «Dejen de abatir, machacar e insultar al adversario», ha exigido, al tiempo que ha vaticinado que Compromís «saltará por los aires».