Los sindicatos apoyan a Sánchez para un pacto que incluya a Ciudadanos

Los empresarios critican que el PSOE no concrete el coste de sus propuestas


MADRID / cOLPISA

Los sindicatos mayoritarios, UGT y CC OO, quieren un cambio de Gobierno y un cambio de políticas, pero también dejaron claro el miércoles, tras una reunión con Pedro Sánchez, que no ven en la propuesta de Pablo Iglesias la mejor de las opciones posibles. Tanto Cándido Méndez como Ignacio Fernández Toxo echaron un capote al secretario general del PSOE, empeñado en fraguar un acuerdo que incluya a Podemos pero también a Ciudadanos, y defendieron que ese tipo de entendimiento es el que parecen haber demandado los españoles con su voto en las generales.

Los socialistas recibieron sus palabras con satisfacción. Tienen la esperanza de que puedan ejercer cierta presión sobre Podemos que, hasta ahora, se ha negado a sentarse a negociar mientras Sánchez no renuncie de manera explícita a pactar con Albert Rivera. De momento, sin embargo, no ha sido así. Ni Iglesias ni nadie de su ejecutiva respondieron a los veteranos líderes sindicales, pero el portavoz de En Comú-Podem, Xavier Domènech, advirtió de que «nunca» podrá estar de acuerdo con algunos de los principales planteamientos de Ciudadanos.

Domènech insistió en que, en algún momento, el PSOE va a tener que decidir y se mostró convencido de que lo hará a favor de una coalición de Gobierno junto a Podemos, sus confluencias e Izquierda Unida. «Acabará escuchando a su corazón y a sus votantes», dijo. A su juicio, además, la entrada de los suyos en las negociaciones con los socialistas solo serviría para ayudar a Rivera a lograr su objetivo de un acuerdo a tres con el partido de Mariano Rajoy. «No vamos a ejercer de contrapeso para que se obligue al PP a que vote a PSOE y Ciudadanos por temor a que gobernemos nosotros», adujo.

Que hay miedo a un Gobierno del que forme parte Podemos en sectores de la derecha, no ya política sino también institucional y empresarial, es cierto. Los propios populares, que no obstante se niegan a facilitar las cosas a Sánchez para impedirlo, lo alimentan con fuerza cada día pero con la idea puesta en una repetición de elecciones o, en el mejor de los casos, en una eventual investidura de Rajoy a lo largo de los meses de marzo o abril. Los líderes de la patronal, Joan Rosell, de la CEOE, y Antonio Garamendi, de Cepyme, se cuidaron mucho, sin embargo, de expresar ninguna reticencia en público.

Ambos dirigentes se vieron con Sánchez poco después del encuentro de este con Méndez y Toxo, para analizar el programa de Gobierno que el PSOE está utilizando como base para las conversaciones con sus eventuales socios, y a la pregunta de si ven con preocupación que Iglesias llegue al Ejecutivo tiraron balones fuera. «Miedo a nada -afirmó Rosell-, primero veamos el programa; lo que nos daría miedo es ver aumentos de déficits, de impuestos y del endeudamiento».

Inconcreción

Aun así, los empresarios ya miran con cautela los movimientos del PSOE. De hecho, Rosell y Garamendi advirtieron de que, aunque esté cargado de «buenas intenciones», ven muchas inconcreciones en el documento base. Un texto en el que se incluye un amplio programa social cuyo coste los socialistas no han especificado; como tampoco presentaron nunca, a pesar de haber prometido, la memoria económica de su programa electoral.

La patronal no es la única con dudas. Ciudadanos ya hizo esa advertencia el pasado lunes y los representantes de las centrales sindicales dieron el miércoles serias muestras de considerar poco realista la propuesta en lo que aumento de gasto social y cálculo de objetivo del déficit se refiere. Tanto Toxo como Méndez se mostraron convencidos de que será necesario reclamar a la UE una flexibilidad presupuestaria mayor de la que plantea el PSOE (que quiere retrasar al 2017, un año, el techo del 3 %) y de que habría que garantizar, vía impuestos, mayor recaudación.

A priori parecería, pues, que apuestan por inclinarse más a la izquierda. No obstante, ambos fueron claros al defender la incorporación de Ciudadanos a un acuerdo de gobernabilidad. El secretario general de UGT alegó que el 20D, 15 millones de personas votaron «por el cambio» y que los partidos que lo representan están obligados a buscar un acuerdo. El líder de Comisiones añadió que lo que se deduce de las urnas es que en la sociedad hay un «giro al centro izquierda».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los sindicatos apoyan a Sánchez para un pacto que incluya a Ciudadanos