Las condiciones que Ciudadanos pone al PSOE para apoyarle

Ambos partidos constatan su voluntad de acuerdo pero discrepan en quiénes deben acompañarles. Los de Rivera ven «imposible» coincidir con Podemos, IU o Compromís e insisten en incorporar al PP

;
PSOE y Ciudadanos se sientan a la mesa a negociar Es el primer encuentro entre los equipos de ambos partidos

El PSOE y Ciudadanos han constatado este viernes su voluntad de acuerdo, en la primera reunión de trabajo que han mantenido sus equipos negociadores, aunque han reconocido que discrepan en quiénes deben acompañarles: el partido naranja insiste en incorporar al PP y los socialistas esperan que Podemos reconsidera su exigencia de una negociación «en exclusiva».

Así lo han explicado en sendas ruedas de prensa los portavoces de los dos equipos, José Manuel Villegas, por Ciudadanos, y Antonio Hernando, del PSOE, tras el encuentro que han celebrado durante alrededor de una hora y cuarto y que, según han dicho, ha estado centrado en la metodología.

De hecho, aunque Ciudadanos ya ha puesto encima de la mesa sus prioridades, el PSOE no entregará un documento programático hasta el lunes. Lo hará a las 10.00 horas y de manera simultánea a todas las formaciones con las que el candidato a la investidura, Pedro Sánchez, se está entrevistando en su primera ronda de contactos.

Por el momento, los dos partidos creen que hay voluntad de entendimiento y posibilidades de llegar a acuerdos, aunque también han admitido que habrá dificultades y elementos de la negociación en los que no estén de acuerdo.

Así, Villegas ha confirmado que su partido mantiene como prioridad el contrato único, al que se refieren en su propuesta con un llamamiento a «generalizar la contratación estable y definida». Pero, el diputado naranja ha preferido hacer hincapié en que su objetivo es acabar con la dualidad en el mercado de trabajo y cree que esto es «compartido» por el PSOE.

;
Ciudadanos: «Nuestra estrategia continúa siendo que PP, PSOE y CS trabajen en una hoja reformista» Sobre las palabras de Pablo Iglesias, ha afirmado que «Ciudadanos no va pedir al PSOE que para negociar tenga que dejar de hablar con Podemos»

En cualquier caso, Hernando ha insistido en que coinciden en los puntos sobre los que debe girar la negociación y ha recalcado que hay que esperar a que avance el diálogo. «Todos son puntos de partida y lo importante son los puntos de llegada», ha remachado.

El diputado de Ciudadanos ha admitido que, pese a la buena voluntad, será difícil llegar a un acuerdo. Con Podemos, ha reiterado que lo ve «imposible», pero también se ha referido a lo complicado que sería cerrar un pacto con Compromís o IU, partidos que, por el momento, se han mostrado más proclives a apoyar al PSOE, si presenta una agenda social que compartan.

Además, ambos han coincidido en que las negociaciones deben hacerse con agilidad y se han emplazado ya al próximo lunes a las 16.00 horas para empezar a hablar sobre asuntos concretos. Hernando ha explicado que ese mismo día empezarán las mesas de negociación con el resto de formaciones. Y ha expresado su esperanza en que Podemos, a quien también remitirán el documento programático, reconsidere su decisión de no negociar con el PSOE mientras este partido hable con Ciudadanos. «Les hemos pedido una reconsideración y estoy convencido de que lo van a reconsiderar», ha dicho el portavoz de los socialistas.

«No es fácil»

«Creemos que va a ser difícil, no es fácil, pero estamos dispuestos a ello, a intentarlo y es nuestra voluntad», ha abundado Villegas, quien ha vuelto a expresar su convencimiento de que cualquier acuerdo debe incluir al PP, porque es el partido con más escaños en el Congreso y tiene mayoría absoluta en el Senado.

Así, y pese a que el PSOE insiste en que no va a hablar con el PP, el portavoz del partido naranja ha asegurado que ellos tratarán de negociar con los populares. Cree que «no tendría sentido» acordar una agenda reformista sin la participación del partido de Mariano Rajoy.

Además, Villegas ha cargado contra Podemos por emplazar al PSOE a elegir entre negociar con ellos solos o con el resto. El diputado de Ciudadanos ha defendido que este tipo de «cordones sanitarios» suenan a «muy rancio y muy de vieja política». Ha garantizado que ellos no pedirán al PSOE que no hable con nadie más, si bien ha reconocido que le parece «muy difícil, imposible» que los socialistas puedan llegar a un acuerdo que incluya a las dos formaciones políticas. «Pero no vamos a negar que se pueda sentar a hablar y dialogar, porque es la base de la democracia y de la nueva etapa que se debe abrir», ha remachado.

Según ha dicho, en esta primera reunión no han hablado de aritmética ni del sentido del voto y han insistido en que lo primero que abordarán serán las políticas. Sí ha reiterado Villegas que ellos trabajarán por un acuerdo con el PSOE y el PP.

PSOE: «Cesiones no son rendiciones»

;
Hernando sobre un acuerdo con Ciudadanos: «Las concesiones no son rendiciones» El portavoz del PSOE en el Congreso ha destacado la sintonía entre ambas formaciones

Por su parte, el portavoz socialista ha lanzado un mensaje al resto de formaciones políticas, asegurando que «cesiones no son rendiciones» y el objetivo es buscar acuerdos que sean «beneficiosos para la sociedad» sin renunciar a los principios de cada uno. Hernando ha remachado que el PSOE tratará de que se llegue a un acuerdo «lo más rápido posible». «Si es en dos semanas, mejor que en tres. Sabemos que no es nuestro tiempo, es el tiempo de quienes lo están pasando mal», ha remachado.

Las líneas rojas de Ciudadanos

Ciudadanos ha entregado al PSOE un documento con sus «objetivos prioritarios» en esta legislatura, entre los que incluye establecer un modelo de contrato único indefinido y un complemento salarial para las rentas más bajas, una propuesta de pacto nacional por la educación y el cierre del modelo territorial, asegurando la «igualdad real» entre todos los españoles.

El documento se ha dado a conocer este viernes al comenzar la reunión entre el equipo negociador del PSOE y el de Ciudadanos, posterior al encuentro que mantuvieron el jueves el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que está intentando recabar el apoyo de otros partidos para ser investido presidente del Gobierno.

La formación naranja agrupa sus propuestas en cuatro grandes bloques, empezando por «un modelo económico y de crecimiento basado en la innovación, la competencia, el conocimiento, la igualdad de oportunidades y la transparencia» y «un pacto social que asegure empleo estable e ingresos dignos, unos servicios públicos universales, sostenibles y de calidad, igualdad efectiva entre hombres y mujeres y un verdadero derecho a la vivienda».

Asimismo, reclama «un sistema político comprometido con la lucha contra la corrupción, transparente, limpio, al servicio y a la altura de los ciudadanos» y «un marco constitucional actualizado que garantice la igualdad real de todos los españoles en una España unida y en una Europa unida».

Así, en el ámbito económico, Ciudadanos propone aumentar la inversión en I+D, eliminar los costes fiscales fijos para autónomos y emprendedores y la «burocracia radical» a la que se enfrentan, mantener «un firme compromiso» con la estabilidad presupuestaria, suprimir duplicidades administrativas.

También solicita medidas «concretas y eficaces» contra el fraude fiscal, acabar con las «distorsiones» del sistema fiscal «sin subir los impuestos a los que cumplen» y asegurar la independencia de los órganos reguladores, introduciendo más competencia especialmente en sectores oligopolísticos como el energético o el de las comunicaciones.

Complemento salarial

En el área de las políticas sociales, el partido de Albert Rivera apuesta por luchar contra la precariedad laboral con una «reforma del marco de relaciones laborales para generalizar la contratación estable e indefinida» y poniendo en marcha, «dentro de las restricciones presupuestarias», un complemento salarial para las rentas más bajas.

Además, pide un plan de choque contra el paro de larga duración, asegurar la suficiencia del sistema público de pensiones, igualar el permiso de paternidad al de maternidad y aumentar la duración de las prestaciones, aprobar «una verdadera ley de segunda oportunidad» que garantice la inembargabilidad de la vivienda habitual y ofrezca la posibilidad de que las familias reestructuren su deuda hipotecaria.

Pacto nacional por la educación

En el área social, C's plantea igualmente un sistema sanitario público y universal que no establezca «diferencias sociales o geográficas» entre los ciudadanos y, por último, un pacto nacional por la educación. Dentro de ese pacto, defiende universalizar la educación entre los cero y los tres años, un MIR para los profesores y condicionar la financiación de las universidades a la empleabilidad de los alumnos y la excelencia en la investigación.

En el apartado de regeneración y lucha contra la corrupción, la formación naranja quiere reformar la ley de partidos para incrementar la democracia interna, la transparencia y la rendición de cuentas; aprobar una ley electoral «justa y proporcional que haga posible la igualdad de voto de todos los españoles, la rendición de cuentas y la cercanía entre electores y elegidos»; y despolitizar la Justicia y dotarla de medios.

También exige un «compromiso previo de limpieza de imputados en listas y cargos», la supresión de aforamientos de los políticos, la prohibición de los indultos en los delitos de corrupción y un régimen de incompatibilidades «riguroso y transparente» y que incluya sanciones. Asimismo, propone crear «canales éticos y mecanismos de protección» para los empleados públicos vinculados a la lucha contra la corrupción dentro de la Administración.

Eliminar el Senado y las Diputaciones

Dentro de la reforma institucional y constitucional, defiende «culminar la organización territorial del Estado para asegurar la igualdad real entre todos los españoles» vivan donde vivan, fijando en la Constitución el mapa autonómico, clarificando las competencias, sustituyendo el Senado por un Consejo de Presidentes de las Comunidades Autónomas y eliminando las diputaciones provinciales al tiempo que se fusionan municipios.

Para acabar con la «partitocracia» plantea además garantizar la independencia de los órganos que controlan al poder legislativo y al ejecutivo, tanto los jurisdiccionales como los reguladores.

Por último, aboga por el cumplimiento de los compromisos europeos, por recuperar el protagonismo internacional de España, por reconocer en la Constitución la pertenencia a la Unión Europea y por introducir en el texto fundamental un procedimiento para la transferencia de soberanía a la UE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Las condiciones que Ciudadanos pone al PSOE para apoyarle