Pedro Sánchez y Albert Rivera acuerdan priorizar la lucha contra el desempleo y la corrupción

El secretario general del PSOE se reunió con el líder de Ciudadanos para buscar su apoyo de cara a una posible investidura

Los puntos de encuentro entre PSOE y Ciudadanos En materia de impuestos, empleo y modelo de Estado PSOE y C´s difieren por completo

La Voz / Agencias

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, se ha reunido con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, para buscar apoyos para su posible investidura como presidente del Gobierno. Ambos han acordado que sus respectivos equipos negociadores, que empezarán a trabajar mañana, van a «priorizar la lucha contra el desempleo y la corrupción».

Según Rivera, ambos equipos tendrán mañana una primera reunión en la que pactarán un calendario y por la tarde se sentarán ya en torno a una mesa a negociar en torno a cinco ejes.

Pedro Sánchez: «Hemos hablado de lo que los une, no de sillones» El líder del PSOE y candidato a la investidura se reunió con Albert Rivera

Estos son: políticas sociales y lucha contra el desempleo, regeneración democrática y lucha contra la corrupción, reforma constitucional, economía y política fiscal y Europa y posición en el mundo, ha explicado el líder de Ciudadanos en rueda de prensa en el Congreso tras la reunión.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera ha dicho que «no hay una sola fisura» entre su partido, PP y PSOE en la defensa de la unidad de España y contra cualquier actuación de los grupos independentistas catalanes que vulnere la Constitución, y espera que pueda coordinarse una acción conjunta.

El presidente de la formación naranja ha emplazado al líder socialista a entenderse con el Partido Popular, ya que cree que «no se puede avanzar sin que participe de alguna manera. Si alguien piensa que se puede gobernar sin contar con siete millones de votantes se equivoca».

Rivera ha enviado un mensaje al presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y espera reunirse también con él para ratificarle el apoyo de Ciudadanos a las iniciativas del Ejecutivo en contra de «las mal llamadas leyes de desconexión» de Cataluña.

Albert Rivera: «Las posiciones enrocadas van a fracasar» El líder de Ciudadanos emplaza a PP y PSOE a que «abandonen su guerra fría»

El candidato socialista a presidente del Gobierno ha visto «buena predisposición» en el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y «espacios comunes» en los que ambos partidos se pueden entender. Sánchez ha subrayado que ambos han hablado de lo que les «une» y «no de sillones». También han coincidido en que todas la fuerzas políticas están llamadas en este momento al «diálogo» y a «dejar atrás vetos ideológicos y de siglas».

En todo caso, Albert Rivera sigue sosteniendo que votarán en contra de la investidura de Sánchez si en el pacto de Gobierno entra Podemos, una posición que mantendrá, según informa EFE, aunque el grupo de Pablo Iglesias se abstuviera, porque está convencido de que su abstención no será gratis y pedirá algo a cambio, del mismo modo que lo harían Esquerra Republicana y Democràcia i Llibertat.

Mañana Sánchez se verá con otro de sus posibles aliados de cara a conseguir formar Gobierno en España, el líder de Podemos, Pablo Iglesias.

Ayer la formación morada intentó poner trabas a la negociación con el PSOE ya antes de comenzarla. Podemos coincidió en una sorprendente pinza con el PP en pedir en la Mesa del Congreso que se someta a la votación de investidura en un plazo de 15 días, en los que tendría que negociar desde cero unos pactos que parecen imposibles de alcanzar con las cartas que los partidos han puesto sobre el tapete.

Pese a los obstáculos que Podemos está poniendo a las negociaciones con los socialistas incluso antes de que estas comiencen, el candidato Pedro Sánchez se mostró optimista anoche tras concluir la primera ronda de negociaciones con los representantes de Nueva Canarias, Coalición Canaria, Izquierda Unida y Compromís.

«Esto empieza bien»

«Tengo la sensación de que esto empieza bien», afirmó. «Las fuerzas políticas agradecen que se haya desbloqueado la situación política y todos coinciden en que se ha abierto una enorme oportunidad para formar un gobierno progresista y reformista», aseguró. Anunció que hablará con el PP y los independentistas catalanes, pero solo en una segunda fase. Con el único partido que no se reunirá es Bildu. La próxima semana llamará a Rajoy para reunirse, pero no le pedirá su apoyo.

La vicepresidenta valenciana, Mónica Oltra (Compromís), expresó a Sánchez su voluntad de trasladar el acuerdo de Gobierno valenciano, que está integrado por el PSOE y Compromís y apoyado parlamentariamente por Podemos, a nivel estatal. «Quien ponga chinas en las ruedas para que no haya un Gobierno de progreso, va a perder credibilidad ante la opinión pública», advirtió Cayo Lara (Izquierda Unida), que acudió a la reunión junto a Alberto Garzón. «Quien ponga zancadillas se está equivocando y lo debería de pagar», insistió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Pedro Sánchez y Albert Rivera acuerdan priorizar la lucha contra el desempleo y la corrupción