La «revolucionaria» fórmula con la que los diputados de En Marea prometieron acatar la Constitución

Los seis políticos que salieron de la candidatura de confluencia en las urnas gallegas se inspiraron en la canción «Grândola, Vila Morena», gran símbolo de la Revolución de los Claveles portuguesa y abrazada por muchos sectores nacionalistas


La Voz

Fue toda una declaración de intenciones. Unos minutos antes de que a las 10.00 arrancase la sesión Constitutiva del Congreso en la que Patxi López fue elegido como presidente y en la que el resto de los diputados prometieron o juraron acatar la Constitución, el diputado de En Marea Antón Gómez-Reino publicó una foto junto a sus cinco compañeros posando en el hemiciclo de la Cámara Baja acompañada de la siguiente frase: «O povo é quem máis ordena», un estracto de la popular canción Grândola, Vila Morena, símbolo de la revolución de los Claveles portuguesa (abril de 1974) que acabó con la dictadura impuesta por Salazar y continuada por Caetano, abrazada posteriormente por algunos sectores del nacionalismo gallego como un icono de batalla política. 

En la parte final de la sesión con la que arrancó la XI Legislatura de la Democracia, cada uno de los 350 diputados que salieron de las elecciones del pasado 20 de diciembre juraron o prometieron acatar la Constitución. Fue, junto al gran protagoniso que acaparó la compostelana Carolina Bescansa (Podemos) al acudir al edificio de la Carrera de San Jerónimo con su bebé Diego, el momento más polémico de la mañana. Cada uno de los diputados de la formación de Pablo Iglesias prometieron «acatar la Constitución y trabajar para cambiarla. Nunca más un país sin su gente y sin sus pueblos». El mensaje de los representantes de las candidaturas de confluencia con las que acudieron a las urnas en Valencia, Cataluña y Galicia fue en ese sentido, aunque con alguna peculiaridad. 

Gómez Reino declaró lo siguiente: «Por imperativo legal. Prometo baixo os principios do mandar obedecendo. Ao servizo da cidadanía, do povo galego. O povo é quem máis ordena». Esta última coletilla fue repetida por sus compañeros Yolanda Díaz, Alexandra Fernández, Ángela Rodríguez, Miguel Anxo Fernán Vello y David Bruzos, quien vio como la secretaria de la Mesa Alicia Sánchez Camacho, del PP, no le permitía concluir, llamando a jurar o prometer al siguiente representante. 

La canción compuesta por José Afonso estaba censurada en el Portugal durante la dictadura, pero sirvió de señal para el Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA) como la confirmación de la luz verde a la revolución al emitirse en Radio Renascença. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
59 votos
Comentarios

La «revolucionaria» fórmula con la que los diputados de En Marea prometieron acatar la Constitución