Sánchez, Iglesias, Rivera y Santamaría debatirán de pie sin atriles ni móviles en Atresmedia

El orden de intervención se ha decidido por sorteo y los tiempos no estará cronometrados, aunque se vigilará desde una sala para que sean equilibrados

Más vídeos en Antena3

Así será el debate a 4 en Atresmedia El orden de intervención será: Pedro Sánchez, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Soraya Sáenz de Santamaría

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, en representación del Partido Popular; y los líderes del PSOE, Pedro Sánchez; Ciudadanos, Albert Rivera; y Podemos, Pablo Iglesias, debatirán el próximo lunes, 7 de diciembre, en el «7D: El debate decisivo» de Atresmedia de pie sin atriles y sin ningún dispositivo electrónico.

Así lo ha anunciado la directora de Programas de Actualidad Atresmedia, Luz Aldama, en una rueda de prensa ofrecida para desvelar algunos detalles del debate electoral que tendrá dos horas de duración, en la que también han participado los moderadores del mismo Ana Pastor y Vicente Vallés, junto a la periodista Esther Vaquero. En este sentido, Aldama ha indicado que Atresmedia quiere «innovar» tanto en el fondo como en la forma del debate. Por ello, se ha decidido colocar al lado de cada representante político un mueble accesorio donde podrán colocar el agua, los papeles y un pequeño taburete por si quieren descansar en algún momento.

Además, ha señalado que los espectadores van a poder ver a los políticos «de arriba abajo». Durante las dos pausas publicitarias de alrededor de seis minutos que habrá en las dos horas de debate, sólo podrá entrar un asesor a hablar con los participantes, según ha indicado Ana Pastor.

Sobre la estructura del debate, Vicente Vallés ha indicado que constará de cuatro bloques sin cronómetro. En primer lugar, se planteará una pregunta a cada participante cuyo orden se ha decidido por sorteo esta mañana (Pedro Sánchez, Albert Rivera, Pablo Iglesias y Soraya Sáenz de Santamaría).

Vallés ha destacado que después habrá dos bloques en el que los participantes hablarán alternativamente pero no con un orden preestablecido. Durante este tiempo, se hablará de economía y Estado del bienestar y de reformas institucionales. Los tiempos no estarán medidos, sino que serán los moderadores los que dirijan el ritmo del debate. Con este objetivo Esther Vaquero dirigirá la llamada sala del tiempo, donde se medirá la duración de todas las intervenciones para buscar un equilibrio entre todos los participantes.

Para finalizar el debate, los candidatos dispondrán de un minuto de intervención final cronometrado, en el que cada uno cerrará como quiera. El orden de las intervenciones finales también se ha sorteado, y se ha determinado comience Sánchez, seguido de Santamaría, Rivera e Iglesias. Los moderadores plantearán las preguntas durante el programa alternativamente.

Por primera vez dos moderadores

En relación con los moderadores, Aldama ha destacado que es la «primera vez» que dos periodistas moderan de forma conjunta un debate de estas características. También ha afirmado que Pastor y Vallés son los que van a garantizar que el debate sea equilibrado, plural y de calidad. «Por primera vez las condiciones las ponemos nosotros, no los partidos», ha remarcado, mientras que Ana Pastor ha asegurado que es un debate «sin normas» basado únicamente en «criterios profesionales y periodísticos».

Por su parte, Vaquero se ubicará en una sala cercana al plató número 10 donde se celebrará el debate. Allí, junto a cuatro periodistas, controlará los tiempos de cada interviniente y cada cierto tiempo irá reportando los datos.

La periodista y directora de El Objetivo (LaSexta), Ana Pastor, ha explicado que el modelo del que parten para desarrollar este formato de debate es el anglosajón y que ha asegurado que los políticos han aceptado las «condiciones» del debate sin conocerlas de antemano. Pastor y Vallés ya han comenzado a preparar el encuentro tanto de manera individual como conjunta. Por otra parte, el público compuesto por alrededor de 300 personas no participará en el debate más que como mero espectador. Tampoco podrán aplaudir ni gritar ni llevar teléfonos móviles.

La ausencia de Rajoy

Preguntada sobre la ausencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el debate, Pastor ha asegurado que les hubiera gustado contar con su participación, pero que se ha optado por que vaya otro representante del Gobierno para que defienda su gestión y reciba las críticas. «El debate no es absolutamente completo, pero es el más completo que va a haber en la campaña electoral», ha añadido Vallés.

Luz Aldama ha sido la encargada de explicar por qué se ha optado por un debate a cuatro y no a seis. Según la directora de Programas de Actualidad Atresmedia, se han tenido en cuenta los resultados de las últimas elecciones, de las encuestas del CIS y los sondeos electorales para elegir a los participantes en este debate que pretende ser «abierto, flexible y diferente». Más de 50 cámaras, 70 micrófonos y una señal que será vista en 26 países a través del canal internacional de Antena 3. Además, más de 500 personas ultiman los detalles del plató de más de 1.000 metros cuadrados. El debate será ofrecido en Antena 3, La Sexta, Onda Cero y Atresplayer de manera simultánea.

A partir de las 20.00 horas, Atresmedia ofrecerá la previa del debate en Antena 3 y en LaSexta con Susanna Griso y Antonio Ferreras, respectivamente. Desde ese momento, los espectadores podrán ver a los políticos que serán seguidos por una cámara muda hasta que lleguen a las instalaciones de Atresmedia en San Sebastián de Los Reyes (Madrid). Una vez concluido el debate, Griso y Ferreras analizarán el programa.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Sánchez, Iglesias, Rivera y Santamaría debatirán de pie sin atriles ni móviles en Atresmedia